Home | Especialidades médicas | Otros | Dermatología | Visitas al dermatólogo son tan importantes como las visitas al dentista

Visitas al dermatólogo son tan importantes como las visitas al dentista

Los adultos y los niños deben hacerse exploraciones rutinarias por cambios en la apariencia de su piel, aconsejan expertos. Investigadores del Centro Médico Mount Sinai apuntan que visitas regulares al dermatólogo son igual de importantes que las visitas al dentista, porque pueden proveer pistas sobre lo que sucede en el exterior e interior del cuerpo.

Uno de cada cinco estadounidenses desarrollará algún tipo de cáncer de piel en algún momento de su vida, advirtieron los médicos del Mount Sinai. Aunque este tipo de cáncer es uno de los más comunes, también es uno de los más prevenibles, señalaron los especialistas.

A propósito del Mes de concienciación sobre el cáncer de piel y del Día del melanoma (7 de mayo), los médicos ofrecieron consejos para la prevención:

Usar filtro solar. Casi la mitad de toda la exposición a los rayos UV ocurre entre los 19 y los 40 años. El filtro solar se debe aplicar en todo el cuerpo, alrededor de los ojos, los labios, las orejas y los pies durante todo el año.

No tomar sol indiscriminadamente. El daño podría tardar de 10 a 20 años en aparecer, pero los rayos del sol disuelven el colágeno y la elastina de la piel.

Hacerse un autoexamen mensual. Es importante vigilarse los puntos “color café”, como los lunares y las pecas. Si tiene muchos puntos, consulte a su dermatólogo. Esa medida preventiva puede ayudar a rastrear de cerca la apariencia de los puntos para determinar si cambian con el tiempo.

Cambio de apariencia de un lunar. Se debe consultar a un dermatólogo si un lunar presenta las siguientes características:

  • Asimetría (un lado es distinto del otro)
  • irregularidad de los bordes
  • variación del color (un área tiene un tono o color distinta que la otra)
  • un diámetro equivalente o igual al borrador de un lápiz
  • elevación (tiene una superficie elevada o irregular)

Los protectores solares deben tener las siguientes características:

-Que provea “protección de espectro alto”, es decir, cobertura para los UV-A y para los UV-B, medida según el factor de protección solar (FPS).

-Un “FPS” de 30 o mayor. La protección de un FPS de 30 significa que tardará 30 minutos expuesto al sol en obtener el mismo nivel de penetración de luz UV que recibiría en un minuto en la piel sin proteger.

——————————————-

Cáncer de piel.

Los dos tipos más frecuentes comunes son el cáncer de células basales y el cáncer de células escamosas. Por lo general, se forman en la cabeza, la cara, el cuello, las manos y los brazos. Otro tipo de cáncer de piel, el melanoma, es más peligroso, pero menos frecuente.

Cualquier persona puede padecer de cáncer de piel, pero es más común entre quienes:

  • Pasan mucho tiempo bajo el sol y sufrieron quemaduras
  • Tienen piel, cabellos y ojos claros
  • Antecedentes familiares con cáncer de piel
  • Tienen más de 50 años de edad

Bitácora Médica

Fuente: Mount Sinai Medical Center/Hispanicare/Medlineplus

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA