Home | Bitácora del día | Uso de inhibidores de bomba de protones en primer trimestre del embarazo

Uso de inhibidores de bomba de protones en primer trimestre del embarazo

Según los resultados de un amplio estudio de cohortes publicado recientemente en New England Journal of Medicine, el tratamiento con inhibidores de la bomba de protones (IBP) durante el mes previo a la fecundación, pero no durante el primer trimestre, se acompañó de un incremento notable del riesgo de malformaciones congénitas importantes.

El Dr. Björn Pasternak, PhD, y el Dr. Anders Hviid del Statens Serum Institut en Copenhague, Dinamarca, señalan: “Los síntomas de reflujo gastroesofágico son frecuentes durante el embarazo pero son escasos los datos en torno al riesgo de malformaciones congénitas relacionadas con el empleo de inhibidores de la bomba de protones. Llevamos a cabo un estudio de cohortes para evaluar la interrelación entre la exposición a los IBP durante el embarazo y el riesgo de malformaciones congénitas importantes en todos los lactantes nacidos vivos en Dinamarca entre enero de 1996 y septiembre de 2008”.

Utilizando registros de todo el país, los investigadores relacionaron los datos al nivel individual sobre el tratamiento con IBP tomando en cuenta recetas, malformaciones congénitas y factores de confusión potenciales. Se utilizó el esquema de clasificación normalizada de la vigilancia europea de las anomalías congénitas (EUROCAT) para clasificar las malformaciones congénitas importantes diagnosticadas en el primer año de vida. En los análisis primarios se verificó el uso de IBP desde las cuatro semanas antes de la fecundación hasta las 12 semanas del embarazo y durante el primer trimestre (de las 0 a las 12 semanas de gestación).

Se utilizaron inhibidores de la bomba de protones entre las cuatro semanas antes de la fecundación y el final del primer trimestre en 5.082 de 840.968 nacidos vivos, incluidos 174 (3,4%) con malformaciones congénitas importantes. En el grupo cuyas madres no habían recibido esta clase de fármacos durante este periodo, hubo 21.811 malformaciones congénitas importantes (2,6%; oportunidades relativas de prevalencia ajustadas [OR]: 1,23; intervalo de confianza [IC] del 95%: 1,05 a 1,44).

En los análisis del empleo de IBP sólo durante el primer trimestre, 118 (3,2%) de 3.651 lactantes expuestos tuvieron malformaciones congénitas importantes (OR de prevalencia ajustadas: 1,10; IC del 95%: 0,91 a 1,34), lo cual no fue una interrelación significativa. Sin embargo, las mujeres que recibieron inhibidores de la bomba de protones en las primeras cuatro semanas antes de la fecundación mostraron un incremento notable del riesgo de tener descendencia con malformaciones congénitas importantes (OR de prevalencia ajustadas: 1,39; IC del 95%: 1,10 a 1,76).

Los autores del estudio afirman: “El riesgo de malformaciones congénitas no se incrementó notablemente en los análisis secundarios del uso de IBP individuales durante el primer trimestre o en los análisis limitados a la descendencia de mujeres a quienes se les había recetado IBP y habían recibido suficientes dosis para tener una posibilidad teórica de exposición en el primer trimestre. En esta cohorte extensa, el empleo de IBP durante el primer trimestre del embarazo no se acompañó de un incremento notable del riesgo de malformaciones congénitas importantes”.

Continúe leyendo: Uso de inhibidores de bomba de protones en primer trimestre del embarazo

Referencias Bibliográficas

  • Pasternak B, Hviid A. Use of proton-pump inhibitors in early pregnancy and the risk of birth defects.N Engl J Med 2010 Nov 25;363(22):2114-23

Acerca de Leopoldo Briceño

Cirujano pediatra, Doctor en Ciencias Médicas y Profesor Universitario de la Universidad Central de Venezuela. Fundador de la Sociedad Venezolana de Cirugía Pediátrica y de la Asociación Venezolana de Cirugía Pediátrica. Pertenece a la Sociedad Venezolana de Cirugía, de Puericultura y Pediatría, entre otras. Miembro #12 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, Correspondiente Nacional e Individuo de Número Sillón VIII. Coautor en 13 libros y publicó los libros: "Cirugía Pediátrica", "Minibiografías de médicos venezolanos" y "Papeles de cinegética".

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA