Home | Especialidades médicas | Un gen podría originar la formación de linfomas

Un gen podría originar la formación de linfomas

Un estudio publicado en la revista Nature Communications demostró por primera vez la implicación del gen HGAL -asociado a los dos linfomas más comunes- en la hiperplasia linfoide, un incremento en el número de linfocitos que ayuda a los ganglios linfáticos a impedir la diseminación de bacterias, virus u otros gérmenes a través del cuerpo

Un trabajo realizado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y el Sylvester Comprehensive Cancer Center de la Universidad de Miami en Estados Unidos, reveló el papel de un gen en la formación de linfomas, que suponen el 90 por ciento de los tumores linfoides y el 4 por ciento de los nuevos cánceres diagnosticados cada año.

Los resultados -publicados en Nature Communications– suponen un avance en el conocimiento del gen HGAL, asociado a los dos linfomas más comunes, el folicular y el difuso de células grandes, cuya función era, hasta ahora, desconocida.

Isidro Sánchez-García, investigador en el Instituto de Investigación Molecular y Celular del Cáncer de Salamanca, España, afirmó que el esclarecimiento de los mecanismos moleculares que dan lugar al desarrollo de tumores sigue siendo un enorme desafío para la ciencia básica, pero también representa un paso esencial para el desarrollo de nuevos fármacos.

Los expertos han descubierto que la expresión no controlada de HGAL promueve la hiperplasia linfoide, caracterizada por el aumento del número de los linfocitos, y la amiloidosis o acumulación de proteínas anormales en tejidos y órganos.

Según los autores, este proceso se produce mediante la regulación de la señalización del receptor de los linfocitos B y a través de la unión y activación de la proteína tirosín quinasa SyK.

El estudio se realizó en ratones para observar el origen del cáncer dentro de un tejido concreto, a menudo difícil de determinar en pacientes que suelen ingresar en el hospital cuando la enfermedad se encuentra en etapas muy avanzadas.

Sánchez-García indicó que los resultados sugieren que los inhibidores de SyK podrían llegar a ser útiles en el tratamiento de estos linfomas. En concreto, este modelo representa una herramienta única para encontrar los genes que cooperan con HGAL en el desarrollo de la leucemia.

Bitácora Médica

[Fuente: Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC)]

Trabajo original en Nature Communications (en inglés): http://www.nature.com/ncomms/journal/v4/n1/full/ncomms2334.html

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA