Home | Especialidades médicas | Tuberculosis: impacto social y programas de prevención en Colombia

Tuberculosis: impacto social y programas de prevención en Colombia

Un trabajo realizado por instituciones de salud colombianas demostró la importancia de educar al personal médico y a la comunidad para detectar tempranamente esta enfermedad que afecta -en la mayoría de los casos- a los pulmones

Una investigación en la que participó la Universidad Nacional de Colombia evidenció la necesidad de capacitar continuamente al personal médico para identificar la tuberculosis y conocer a profundidad los protocolos de atención.

La tuberculosis es causada por la Mycobacterium tuberculosis -también conocida como bacilo de Koch-. Se transmite y propaga por vía respiratoria. Es más común que la bacteria se aloje en los pulmones, pero puede migrar a cualquier órgano del cuerpo.

Según el Reporte Global de Tuberculosis de la Organización Mundial de la Salud (OMS), durante el año 2011 hubo 8,7 millones de nuevos casos y murieron 1,4 millones de personas por su causa. Por ejemplo, en Bogotá -durante el 2012- se registraron cerca de 1.200 casos de pacientes con tuberculosis y una de las razones es que no se hace un diagnóstico temprano.

Detección temprana es vital

El diagnóstico temprano es una de las estrategias decisivas de control promovidas por la OMS. Desde 1993 esta entidad dio a conocer la estrategia internacional conocida como TAES (Tratamiento Acortado Estrictamente Supervisado), cuya rigurosa aplicación garantiza la curación de los pacientes y el control de la cadena de transmisión, con la ventaja de que es costo-efectiva.

Mientras que en Latinoamérica ocurren -en promedio-  270.000 casos anuales, en Colombia -en el año 2011- se presentaron 11.708 casos (con una tasa de 25 casos por cada 100.000 habitantes) y la incidencia fue mayor en los departamentos de Chocó, Valle, Antioquia y Santander.

En Colombia, se actúa según los parámetros del Programa de Control de la Tuberculosis (PCT) para detectar al menos el 70% de los casos, dar tratamiento –como mínimo– al 85% de ellos y reducir las cifras de incidencia a la mitad de las registradas en el año 1990 (32 casos por cada 100.000 habitantes).

La Secretaría de Salud en convenio con la Universidad Nacional de Colombia, sumaron esfuerzos económicos y científicos para impulsar la lucha antituberculosa en las entidades prestadoras de salud de la capital a través de la investigación “Acciones de búsqueda y detección de casos sintomáticos respiratorios de tuberculosis, realizadas por instituciones prestadoras de salud en una localidad de Bogotá D. C. 2012”.

Alba Idaly Muñoz, autora del trabajo, docente de la UN y doctora en Enfermería con énfasis en Salud Colectiva, explicó que el mal está asociado a la inequidad, a la desigualdad social y a las fallas de los sistemas y programas de salud.

En este sentido, es indispensable tener en cuenta que existe la necesidad de fortalecer los sistemas de información y divulgación de la enfermedad, porque aún persisten subregistros en la notificación de casos, bajo acceso de la población al diagnóstico y desconocimiento.

El proyecto apuntó a revisar los conocimientos de los trabajadores de la salud y el flujo de datos, procesos y procedimientos que conducen a captar pacientes sintomáticos respiratorios.

María del Pilar Perdomo, funcionaria del Hospital Rafael Uribe Uribe -entidad piloto del estudio-, aseguró que este trabajo arroja luces sobre las acciones que se deben fortalecer para el control de la tuberculosis.

Lina María Pedraza, encargada del apoyo técnico y operativo de la investigación, señaló que en el estudio se encuestó a 471 trabajadores de la salud de 14 instituciones participantes (73% públicas y 27% privadas) de una localidad. Se indagó sobre los conocimientos requeridos para la detección precoz y la búsqueda activa de la enfermedad. Igualmente, se logró capacitar a 311 trabajadores de la salud.

El análisis de los datos permitió identificar la necesidad de potencializar los conocimientos con relación a la identificación de los síntomas respiratorios, el número de baciloscopias que se debe ordenar y la forma de realizar su toma. Los resultados sustentaron una intervención educativa dirigida a los trabajadores responsables de los servicios de salud.

El estudio reafirmó la necesidad de generar procesos educativos continuos, tanto para los responsables del programa como para la comunidad.

Bitácora Médica

Fuente

  • Agencia de Noticias de la Universidad Nacional de Colombia

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA