Home | Bitácora del día | Teléfonos celulares inteligentes y medicina preventiva

Teléfonos celulares inteligentes y medicina preventiva

Se estima que en 2009 se descargaron 300 millones de aplicaciones, y cinco millardos en 2010. De ellas, varios miles son aplicaciones médicas/Por Francisco Kerdel Vegas

Nadie pone en duda actualmente que podemos ahorrarnos sufrimientos infinitos y altos costos, aplicando sencillas reglas de medicina preventiva, valga decir, educando al gran público a ocuparse de su salud, validando aquella conseja: “Más vale prevenir que remediar”.

Las vacunas son un buen ejemplo de lo que hemos avanzado en materia de medicina preventiva, desde la vacuna contra la viruela (actualmente extinguida en el planeta), hasta la del Virus del Papiloma Humano (responsable del cáncer del cuello uterino), pero no hay área de la medicina en que un consejo dado a tiempo no pueda evitar la catástrofe que es la enfermedad y todas sus complicaciones.

Hay toda una variedad de enfermedades “silentes”, que no dan síntomas y sin embargo avanzan continuamente, tales como la diabetes, la hipertensión arterial o la hipercolesterolemia, y que a su vez son causa de otros males mayores como el infarto del miocardio y los accidentes cerebrovasculares, responsables de una alta morbilidad y mortalidad entre la población adulta.

Diagnosticadas a tiempo, tratadas y controladas con los fármacos y demás medidas adecuadas, evitan esas consecuencias y prolongan la vida en buenas condiciones. Además, al reducir la morbilidad pueden incidir favorablemente en los altos costos de los seguros de salud (hospitalización, intervenciones quirúrgicas, terapia intensiva, etc.).

Por ello, cuando aparece un instrumento difusor de información, capaz de llevar el mensaje breve pero útil a toda la población de un país de manera instantánea y a un costo nominal, de manera que se pueda evitar o controlar una enfermedad, surge una nueva y fundada esperanza en educar al gran público en esas reglas de higiene y medicina preventiva, que evitan las enfermedades, aumentan la longevidad y nos permiten disfrutar más años con buena calidad de vida.

Ese vehículo difusor de información que llega a toda la población es el teléfono celular, sin duda, el instrumento con mayor potencial para lograr la transformación que proponemos.

De hecho, los teléfonos celulares de la última generación (smartphones o teléfonos inteligentes) son en verdad diminutos computadores portátiles (handheld computers) debido a su poderosa capacidad computacional, extensas memorias, pequeñas pero bien utilizadas pantallas y sistemas operativos que invitan a un continuo enriquecimiento con las más novedosas aplicaciones.

Se estima, por ejemplo, que en el año 2009 se bajaron 300 millones de aplicaciones, y cinco millardos en 2010. De ellas, varios miles son aplicaciones médicas.

El potencial de las comunicaciones e informaciones móviles es enorme y va a transformar ineluctablemente y sin lugar a dudas, el cuidado de la salud y la práctica clínica a nivel mundial y a muy corto plazo, por ello no debemos vacilar en comprometernos en estudiar y poner en práctica las aplicaciones más útiles ya probadas con garantía de éxito.

Continúe leyendo: TELÉFONOS CELULARES INTELIGENTES Y MEDICINA PREVENTIVA

Acerca de Francisco Kerdel Vegas, dermatólogo

Médico dermatólogo. Embajador y académico recibió Premio Martín Vegas de la Sociedad Venezolana de Dermatología. Individuo de Número de la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas de Venezuela (Sillón XIII, 1971). Doctor en Ciencias Médicas de la UCV. Vicerrector Académico (fundador) de la Universidad Simón Bolívar. Fue elegido directamente Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina Sillón XXIV en 1967, incorporado por su trabajo "Autorradiografía en Dermatología".

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA