Home | Bitácora del día | Síndrome Visual del Ordenador

Síndrome Visual del Ordenador

Las vacaciones son un descanso necesario que deberían “repartirse” durante todo el año, ya que muchas de nuestras dolencias relacionadas con el trabajo mejoran durante este periodo, en especial nuestros ojos

fatiga visual620x340Por: José Belda, oftalmólogo

Las vacaciones son un descanso necesario que deberían “repartirse” durante todo el año, ya que muchas de nuestras dolencias relacionadas con el trabajo mejoran durante este periodo.

De todos es conocido que al disminuir el estrés, al relajarnos con la familia, los amigos, los viajes, etc., desaparece nuestro dolor o contractura de espalda, mejora el color y la salud de nuestra piel, se regula el tránsito intestinal y desaparece ese dolor de estómago que nos atormenta… en resumen, unas buenas vacaciones son la mejor medicina.

EL PAPEL DE NUESTROS OJOS

Esto ocurre también para tus ojos: durante las vacaciones usamos predominantemente la visión lejana (mirando el horizonte en el mar, o las montañas lejanas que queremos alcanzar en nuestros paseos por el monte…), y nuestros ojos están diseñados preferentemente para este punto de enfoque.

Desde el hombre de las cavernas hasta casi nuestra era, la visión lejana era la más importante para la supervivencia de la especie, tanto para la búsqueda de alimento como para detectar posibles peligros y poder huir a tiempo. Sin embargo, en nuestra sociedad “civilizada”, la visión más utilizada es la de cerca: papeles, ordenadores, libros, móviles, etc.… y con el desarrollo de las nuevas tecnologías y las redes sociales la situación es incluso peor, ya que ni siquiera en la calle o en el campo dejamos de emplear nuestros smartphones para seguir conectados con el exterior, usando en exceso la visión próxima.

Quizás por esta razón, en los países “desarrollados” el número de miopes es mucho mayor que en sociedades presuntamente menos desarrolladas que la nuestra (por ejemplo, es raro encontrar miopes entre los pobladores de la sabana africana)

Volviendo al tema, a la vuelta de las vacaciones el número de horas que dedicamos otra vez a los ordenadores, móviles y papeles se multiplica por 10, y reaparece el síndrome visual del ordenador.

El trabajo diario y el ocio están siempre ligados a visualizar pantallas y papeles (libros, documentos, etc.) Después del descanso del verano volvemos a castigar nuestros ojos con las pantallas y los papeles.

¿CÓMO SABER QUE NUESTROS OJOS ESTÁN CANSADOS?

Los síntomas más frecuentes que produce el cansancio visual son: ojo rojo, molestias oculares inespecíficas, sobre todo al final del día (quemazón ocular, sensación de arenilla, párpados pesados, y visión borrosa, que mejora al parpadear).

Las causas son diversas, pero fundamentalmente se debe a que nuestras lágrimas no hidratan bien el ojo, por una menor frecuencia de parpadeo al estar fijándonos en el ordenador, pero también por otras razones:

1.- Causas externas: el bajo grado de humedad, el aire acondicionado (frío o calor), o el humo del tabaco pueden contribuir a una mayor evaporación de la lágrima.

2.-  Causas oculares: pacientes que ya presentan ojo seco o usan lentes de contacto, o gafas progresivas mal graduadas, son más susceptibles a presentar estos síntomas.

Para evitar este problema y asegurarnos una buena reentrada ocular en el trabajo os dejo una serie de consejos sencillos:

– La pantalla del ordenador tiene que estar a más de 50 cm, y a la misma altura o algo inferior que nuestros ojos. Nuestra posición frente a la pantalla debe ser recta.

– Evitar tener el puesto de trabajo en una zona poco iluminada, mal ventilada o con el aire acondicionado dirigido directamente a nuestros ojos.

– Cada cierto tiempo es necesario parpadear conscientemente, y realizar alguna pausa visual (menor a 2 minutos), durante la cual podemos usar alguna lágrima artificial sin conservantes, para hidratar el ojo.

– También es adecuado (siempre que nuestro lugar de trabajo lo permita) asomarse por una ventana y fijar nuestra vista en el horizonte o lo más lejos posible, para relajar la acomodación.

Es muy importante que nos aseguremos que no tenemos ningún defecto de la vista corregible con gafas, por lo que ante la duda… consulta a tu oftalmólogo.

Feliz vuelta al trabajo para tus ojos…

Acerca de José Belda, oftalmólogo

Es Jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital público de Torrevieja (España) y de la Unidad de Glaucoma de la Clínica Oftálica (Alicante, España). Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alicante, especialista vía MIR de Oftalmología en el Hospital Universitario La Fe de Valencia, Doctorado Cum Laude por la Universidad de Valencia, Master en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE (Barcelona) y autor y coautor de más de 50 publicaciones científicas nacionales e internacionales. Se ha formado en diversos centros de prestigio internacionales como el Bascom Palmer Eye Institute (Miami), el Moorfields Eye Hospital (Londres) y el Hospital para la prevención de la Ceguera (Mexico DF)

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA