Home | Bitácora del día | Signos de sepsis en recién nacidos

Signos de sepsis en recién nacidos

Entre 15%–20% de los nacimientos en países del tercer mundo se complican con infección neonatal. La mortalidad por esta entidad en recién nacidos pretérmino es tres veces superior a la de los niños a término

El período neonatal constituye una época de gran susceptibilidad a las infecciones y entre las razones que explican esta vulnerabilidad están las deficiencias en el sistema de inmunidad celular, humoral, fagocítica y de función del complemento.

La sepsis neonatal en pretérmino es definida como el cuadro clínico caracterizado por signos de infección acompañado de bacteriemia desencadenado como mecanismo de respuesta inflamatoria sistémica ante la presencia de un agente infeccioso que ocurre durante el primer mes de vida.

Entre 15% –20% de los nacimientos en países del tercer mundo se complican con infección neonatal. La mortalidad por esta entidad en recién nacidos pretérmino es tres veces superior a la de los niños a término.

En los neonatos los síntomas de sepsis son inespecíficos. La primera respuesta a la enfermedad infecciosa incluye: distress respiratorio, distensión abdominal, vómitos, diarrea, anorexia, ictericia, hipotonía, hemorragias, hipo e hiperglicemia, palidez de piel y mucosas, cianosis, piel marmórea, escleredema, hipotensión arterial sistémica, letargia, hepatoesplenomegalia, convulsiones, irritabilidad, quejido e inestabilidad de la temperatura corporal.

La sepsis de inicio precoz se presenta como enfermedad multisistémica durante los primeros cinco días de vida siguientes a la exposición del neonato a gérmenes que colonizan los tractos genitourinario y rectal maternos.

Mientras la sepsis de inicio tardío puede aparecer entre los cinco días y los tres meses de vida, pocos casos de sepsis tardía pueden tener como origen bacterias de procedencia materna; lo cual hace que estos microorganismos sean altamente resistentes y que los reservorios incluyan: humidificadores, sistemas de ventilación asistida, incubadoras sucias y ausencia de lavado del personal, entre otras causas.

Entre los factores que predisponen a la infección del neonato están: la fragilidad y vulnerabilidad de la piel y membranas mucosas, la ausencia de experiencia inmunológica in útero, niveles precarios de IgG e IgM en prematuros, deficiencia de componentes del complemento, carencia de memoria de células T, disminución de reservas de neutrófilos en médula ósea y sus deficiencias funcionales.

Los exámenes de laboratorio más utilizados para el diagnóstico son: la biometría hemática completa, proteína C reactiva (PCR), eritrosedimentación, análisis de orina, hemocultivo, estudio de líquido cefalorraquídeo aun cuando son datos de difícil interpretación.

Los valores de proteína C reactiva normales son < 1,6 las primeras 48 horas de vida y < 10 mg/dL durante el primer mes de vida. Los valores de interleukina 6 se elevan 200 veces sobre lo normal mientras que en sepsis precoz sólo 6 a 7 veces.

Algunos autores, sin embargo, reportan recién nacidos de bajo peso quienes en las primeras 72 horas de vida sin clínica de sepsis presentan cifras anormales en el recuento de glóbulos blancos y neutrófilos.

El hemocultivo es llamado método: “Standard de Oro” para el diagnóstico, debe realizarse de sangre periférica, con volumen entre 0,5 a 1 mL. La mayor parte de las bacterias se desarrollan dentro de las primeras 48 a 72 horas y si hay bacteriemia, esta se identifica en 75 % de los casos.

En sepsis temprana la combinación de antibióticos más usada es ampicilina más gentamicina, pudiendo tener como alternativa el esquema ampicilina más cefotaxima según el perfil de resistencia de los bacilos gramnegativos en la comunidad estudiada.

—————–

-Título original del trabajo:  Signos de sepsis en recién nacidos y factores maternos asociados

-Trabajo completo y referencias bibliográficas (.PDF): SIGNOS CLINICOS DE SEPSIS EN RECIEN NACIDOS Y FACTORES MATERNOS ASOCIADOS

—————–

Acerca de Dra. Jeannegda Valverde

Médico cirujano, egresada de la Universidad Central de Venezuela (1998). Postgrado en Pediatría y Puericultura (2003). Postgrado en Neonatología (2005). Actualmente es médico especialista del Servicio de Pediatría del Hospital Vargas de Caracas. Profesora de la Escuela de Medicina Dr. José María Vargas de la Universidad Central de Venezuela.  Miembro activo de la Sociedad Venezolana de Pediatría y Puericultura.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA