Home | Bitácora del día | Mala alimentación y sedentarismo: combinación peligrosa

Mala alimentación y sedentarismo: combinación peligrosa

Es necesario reducir el consumo de azúcares y aumentar la ingesta de fibras solubles, consumir pescado y frutos secos, reducir la sal a menos de 5 gr/día. La práctica de actividad física 30 minutos por día también es clave/Por Nelson Alvarez

Poca actividad física, tabaquismo y una dieta rica en grasas y azúcares no es una buena combinación:  pueden provocar la pérdida de la vida. Se ha dicho mucho, pero siempre es importante recordarlo: un estilo de vida desordenado y lleno de excesos  no es saludable.

En Venezuela, las principales causas de muerte son: en primer lugar, las enfermedades del corazón; en segundo lugar, el cáncer; en tercer lugar, suicidios y homicidios; en cuarto lugar, las enfermedades cerebro vasculares; en quinto lugar, accidentes y, en sexto lugar, la diabetes.

Si sumamos las muertes  ocasionadas por enfermedades del corazón y diabetes, tenemos  que más de un tercio (34 %) de las causas de muerte en Venezuela se deben a enfermedades cardiovasculares (ECV), que engloban la enfermedad arterial coronaria, la enfermedad cerebro vascular isquémica y la arterial periférica,  cuya evolución es básicamente  asintomática y, pueden presentarse como muerte súbita, infartos cerebral o cardíaco, angina y claudicación intermitente (dolor muscular intenso en la pantorrilla o muslo con el ejercicio físico leve que desaparece con reposo).

Multifactores

Las causas de estas enfermedades son multifactoriales y modificables, entre las que se encuentran el consumo de tabaco, hábitos dietéticos y la escasa actividad física. También son factores de riesgo para enfermedad cardiovascular  la hipertensión arterial, la diabetes mellitus tipo 2 y las dislipidemias, que también son modificables pero requieren tratamiento. Existen además  otros factores  no modificables que corresponden al sexo masculino y a la edad.

Por otra parte, altos niveles de colesterol se asocian a un aumento de la cardiopatía isquémica y a mortalidad por enfermedad coronaria. Múltiples ensayos establecen que la prevención y tratamiento de las dislipidemias es lo más acertado en la incidencia de enfermedad coronaria.

¿Qué es dislipidemia y cómo se controla?

El término dislipidemia engloba un amplio espectro de anormalidades de los lípidos sanguíneos (grasas) relacionadas con otras enfermedades o con factores genéticos y ambientales. La elevación del colesterol total y LDL-C son factibles de corregir al modificar hábitos de vida y siguiendo un tratamiento con fármacos hipolipemiantes, los cuales permiten alcanzar las metas sugeridas por las Guías Internacionales para el control de las dislipidemias.

Se recomienda cambios en el estilo de vida, control de los valores de lípidos sanguíneos, un adecuado tratamiento de la hipertensión arterial, la diabetes y la obesidad. Hay que evitar el tabaquismo, consumo moderado de alcohol, ingerir menos grasas saturadas y trans que son las utilizadas en pastelería, comidas rápidas, alimentos procesados y fritos.

Es necesario reducir el consumo de azúcares y aumentar la ingesta de fibras solubles presentes en frutas, vegetales y alimentos integrales. Consumir  pescado 2/3 veces por semana y frutos secos, reducir la sal a menos de 5 gr/día, preferir alimentos a la parrilla y al vapor y  aumentar el nivel de actividad física a 30 minutos al día, siempre bajo la supervisión del  médico tratante  debido a  que es tan peligroso el sedentarismo, como iniciar un ejercicio intenso.

——————————————–

“Un estilo de vida desordenado y lleno de excesos  no es saludable”

———————————————

[email protected]

Acerca de Nelson Álvarez, internista

Médico cirujano egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Postgrado en Medicina Interna y Residencia asistencia de Cuidados Intensivos en el hospital “Dr. José Gregorio Hernández”, Caracas. Miembro de la Sociedad Venezolana de Medicina Interna.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA