Home | Bitácora del día | Se buscan 43.000 médicos

Se buscan 43.000 médicos

Utilizando como referencia promedio de 3 médicos por 1.000 habitantes de países desarrollados, se puede sugerir en Venezuela un número óptimo de médicos cercano a 90.000. Si bien es cierto que ningún país es igual a otro, y el número óptimo dependerá de sus características sociales, demográficas y epidemiológicas; alguna referencia tenemos que elegir.
Según cifras de la Organización Mundial de la Salud, Venezuela contaba en 2001 con 47.000 médicos, dejando un déficit de 43.000. A destacar que la última información disponible es del 2001, a diferencia del resto donde la información del 2009 está disponible. Esta cifra se presume ha descendido producto de la masiva migración de tan cotizado talento incluso antes de completar su rural, especialmente a Colombia, EEUU y España.

¿Qué opciones tenemos para cerrar esta brecha?

La primera es aumentar el número de escuelas sin sacrificar calidad. Quienes objetan esta medida aducen que aumentar cupos podría significar bachilleres no preparados. Creo que es exagerado, tomando en cuenta que en la UCV aplican casi 10.000 bachilleres y entran solo 200. Hubiese que evaluar, pero considero que los muchachos que quedaron entre las posiciones 201-400 (percentil 96%) pudiesen tener la preparación requerida.

Cabe analizar capacidad en infraestructura, presupuesto y profesores para abrir nuevas escuelas. Hospitales sobran. Nuestras universidades UCV, ULA, LUZ, UDO, UC, UCLA, UNEFM, UNERG gradúan aproximadamente 2.000 médicos al año, cifra que en el mejor de los casos cierra la brecha en términos de crecimiento poblacional. Se debe facilitar también apertura de escuelas privadas de medicina, sin significar eso pérdida de soberanía o privatización de la educación.
La segunda es sustituir funciones que hoy realizan nuestros médicos a otras profesiones asistenciales como enfermeras, paramédicos o trabajadores comunitarios. Aquí nuestra brecha es aún más grande que en el caso de los médicos. Latinoamérica posee un promedio de 1.7 enfermeras graduadas por 1.000 habitantes, Venezuela solo 1.1.

Funciones preventivas y tratamientos básicos pueden ser delegados a estas figuras. Esto ha sido implementado en otros países con ingresos similares al nuestro con resultados positivos; es una buena manera optimizar recursos y ajustarse a realidades. La figura de “médico comunitario” creada por el actual gobierno pudiese ser útil si se ejecutara con seriedad.

Hoy, estos muchachos son graduados sin pasar por ningún filtro de admisión, no son evaluados, no cuentan con sede para realizar estudios y son “formados” vía folletos y CDs. La ejecución ha sido pésima, pero la figura no es mala para atender asuntos menores.

La última es traerlos de afuera, lo cual parece imposible. Nuestra situación no es atractiva para nadie y menos comparando nuestros BsF 4.000 con los 4.000 euros mensuales ofrecidos en España. Ningún médico hindú o filipino (principales exportadores de médicos a EEUU) se vendría a Venezuela hoy.

Pero ninguna de estas opciones será efectiva mientras continúen nuestros problemas estructurales. Hasta que esto no se resuelva, nuestros muchachos seguirán saliendo directo del acto de grado al aeropuerto, y la brecha seguirá aumentando. Hoy se buscan 43.000 médicos, pero la cuenta aumenta cada día.

Fuente: Texto publicado en El Universal  el 10 de junio de 2011

Acerca de Alejandro Vera

Economista de la Universidad Católica Andrés Bello. Máster en Finanzas del Instituto Superior de Estudios Administrativos (IESA). Máster en Políticas Públicas, Certificación en Políticas y Administración de Sistemas de Salud. Fue Supervisor Financiero en Procter & Gamble Latin America. Asociado de la firma McKinsey & Company. A partir del 2009 y hasta 2010 fue Gerente General del Hospital Pérez de León de Petare.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA