Home | Bitácora del día | Salud en los barrios 24/7

Salud en los barrios 24/7

Por su difícil acceso e inseguridad, la mayoría de los barrios en Venezuela no cuentan con centros de salud 24 horas. Tampoco pueden sus habitantes movilizarse hacia centros fuera de la zona, porque no poseen transporte propio y el sistema público no funciona de noche. En fin, en caso de emergencias nocturnas, los barrios no cuentan si quiera con personal paramédico o de enfermería a quien acudir.

¿Qué opciones concretas tenemos para ayudarlos?

La primera opción es una red de ambulancias que hagan el traslado. Se han hecho esfuerzos y en barrios cercanos a urbanizaciones el servicio ya existe. Sin embargo no ha sido viable en los cerros ni en barrios alejados por temas de seguridad, acceso o viabilidad financiera en el caso de ambulancias privadas. Además, los tiempos de respuesta son largos, y en muchos casos puede ser demasiado tarde. Algunas alcaldías cuentan con el servicio, y su resultado ha sido variable.

La segunda opción es abrir centros de salud 24 horas en los barrios. Esto tampoco ha sido posible de manera masiva y regular. El principal problema es conseguir personal asistencial dispuesto a trasladarse a la zona de manera permanente. La red ambulatoria presente en nuestros barrios, usualmente funciona bien, pero solo abren en promedio hasta la 1:00 pm. En muchos casos, es la misma comunidad que cuida a sus médicos, y les recomiendan salir de la zona a esas horas; antes que comience el toque de queda de la inseguridad.

Pero existe una tercera opción bastante viable; la de abrir la red ambulatoria las 24 horas, pero atendida en horario nocturno por personal de la propia comunidad. Por razones obvias, no es posible conseguir un médico en cada barrio. En cambio, se puede entrenar en funciones paramédicas a miembros en cada comunidad para apaciguar casos de emergencia.

Recientemente fui invitado por la Fundación Venemergencia a la graduación de los primeros paramédicos comunitarios en la comunidad Los Erasos. En dicho programa participaron 30 miembros de la comunidad que fueron capacitados en tareas paramédicas, que a partir de ese momento sirven a sus comunidades las 24 horas del día.

Cabe analizar la evolución de este programa, y evaluar su impacto en la comunidad para potenciales expansiones hacia otras comunidades. La solución no es perfecta, pero es viable en el corto plazo y puede salvar muchas vidas. Pero el esfuerzo no termina ahí, también el grupo planea abrir en conjunto con la Universidad Simón Bolívar el primer diplomado en Venezuela para personal paramédico, lo cual permitirá formalizar el entrenamiento y estandarizar la función en el país.

Este esfuerzo fue realizado por una fundación privada con un grupo de voluntarios de la comunidad. Sin embargo, para llevarlo a escalas mayores y que sea sustentable, las alcaldías deberían copiar la iniciativa y garantizar el suministro de insumos a los centros y el pago de un salario a estos paramédicos voluntarios. La idea es buena, pero si queremos que realmente funcione, queda el gran reto de implementarla bien.

Fuente

  • Texto publicado el 19 de agosto en el diario El Universal

Acerca de Alejandro Vera

Economista de la Universidad Católica Andrés Bello. Máster en Finanzas del Instituto Superior de Estudios Administrativos (IESA). Máster en Políticas Públicas, Certificación en Políticas y Administración de Sistemas de Salud. Fue Supervisor Financiero en Procter & Gamble Latin America. Asociado de la firma McKinsey & Company. A partir del 2009 y hasta 2010 fue Gerente General del Hospital Pérez de León de Petare.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA