Home | Bitácora del día | Riñones para la vida

Hoy 14 marzo Día Mundial del Riñón

Riñones para la vida

Cada año que se celebra esta efeméride se diseña un eslogan diferente. En 2013 se propuso resaltar la importancia de detener el daño renal agudo. Este año la consigna es clara: Riñones para la vida. Detener el ataque al Riñón.

Este jueves 14 de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón, una iniciativa producto del esfuerzo conjunto entre la Sociedad Internacional de Nefrología y la Fundación Internacional Federal del Riñón. Esta efeméride se celebró por primera vez en 2006, fijándose como fecha para los años venideros el segundo jueves de cada mes de marzo.

No es una fecha de onomástico ni de cumpleaños de vida ganada, es más bien una día para prevenir las causas que los enferman y alertar sobre la importancia de cuidarlos para mantenerlos en buen estado y con salud.

Más allá de las creencias clásicas de infección y dolor de espalda, un riñón enfermo se manifiesta en todo el organismo. Los riñones tienen una alta susceptibilidad de sufrir alteraciones, pudiendo llegar – según la historia de cada paciente – a una Enfermedad Renal Terminal, en cuyo caso la única solución para continuar con vida es la diálisis o el trasplante.

Cada año que celebramos el Día Mundial del Riñón se diseña un eslogan diferente. En 2013 se propuso resaltar la importancia de detener el daño renal agudo, informando sobre los factores generadores de esta situación. Este año la consigna es clara y oportuna: Riñones para la vida. Detener el ataque al Riñón.

Tomar conciencia sobre su cuidado

El Día Mundial del Riñón es, entonces, una oportunidad para transmitir mensajes que contribuyan a crear conciencia sobre el cuido de este importante órgano. Es una fecha propicia para aprender, recordar y tener presente que existen situaciones que pueden dañarlos y que debemos evitar o controlar.

Son los factores de riesgo para Enfermedad Renal Crónica:

-la diabetes

-la hipertensión arterial

-las enfermedades cardiovasculares

-la historia familiar de enfermedad renal

-el uso prolongado de algunos medicamentos (especialmente  aquellos automedicados)

-el colesterol alto

-ser mayor de 60 años (aunque también puede presentarse en niños y adultos jóvenes)

-las infecciones urinarias y los cálculos renales

-bajo peso al nacer

-Y un “veneno” que actúa directa e indirectamente sobre su adecuada función: el cigarrillo

Los riñones: claves para mantenernos sanos

Los riñones son los encargados de eliminar los excesos del organismo. Es obligatorio el paso de toda la sangre de nuestro cuerpo por “esta alcabala” orgánica para ser revisada y mantenernos sanos.  Para eliminar toxinas, los riñones filtran cada día, por ejemplo, el exceso de agua y producen glóbulos rojos -si nos hacen falta-. Esta habilidad de vigilancia y filtrado  se puede perder gradualmente y sin avisar produciéndose entonces una Enfermedad Renal Crónica.

Según estimaciones mundiales, 1 de cada 10 adultos tiene algún grado de daño renal; pero también lo pueden sufrir los niños. Así pues, tenemos la obligación de cuidarlos porque son indispensables para la vida.

Es evidente que la prevalencia de la Enfermedad Renal Crónica está en directa relación con el número de casos de diabetes e hipertensión arterial; allí tenemos que dirigir los esfuerzos para luchar contra los factores de riesgo de estas enfermedades.

Actualmente existen en el mundo más de 340 millones de diabéticos, para el 2025 se espera que sea el doble; cifras de mal pronóstico para los riñones porque las estadísticas señalan que cerca del 40% de los diabéticos desarrollan enfermedad renal y por otro lado casi mil millones de personas en el mundo tienen la presión arterial alta.

Las 8 reglas de oro  para el cuidado de los riñones:

  1. Mantenerse en buenas condiciones y activo: un régimen adecuado de ejercicios contribuye, entre otras cosas, a reducir la presión arterial y el riesgo de enfermedad renal crónica
  2. Mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre: la diabetes produce daño renal, pero este puede detenerse si hay un control a tiempo de la enfermedad
  3. Controlar la presión arterial: La hipertensión arterial es la segunda causa  de Enfermedad Renal Crónica
  4. Comer sano y evitar el sobrepeso y la obesidad: reduzca el consumo de sal y baje de peso
  5. Mantener una ingesta de líquidos saludables reduce el riesgo de piedras en los riñones
  6. No fume: el tabaco daña la circulación renal y causa hipertensión
  7. No se automedique: medicamentos como los esteroides, aines y algunos antibióticos dañan los riñones
  8. Si tiene diabetes o hipertensión arterial, debe revisar periódicamente su función renal y acudir a control con un nefrólogo

Acerca de Dr. Carlos Basanta

Médico cirujano egresado de la Universidad de Oriente (1989). Magíster Scienciarum en Salud Pública, egresado de la Universidad de Oriente (1992). Coordinador del proyecto CAREMTC del Instituto de Salud Pública, estado Bolívar, que incluye los programas sanitarios de prevención y control de enfermedades cardiovasculares, renales, metabólicas, tabaco y cáncer. Profesor y tutor de postgrado en la Universidad de Oriente, núcleo Bolívar. Columnista de salud en medios de comunicación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA