Home | Bitácora del día | Reflexiones sobre la atención médica en los países desarrollados

Reflexiones sobre la atención médica en los países desarrollados

La calidad de la atención médica en los países desarrollados es precisamente uno de los índices que se toman en cuenta para que puedan calificarse como tales

En términos generales puede afirmarse que hay países que ofrecen cobertura universal a la población a través de una compleja red atención primaria (que incluye programas de prevención y la atención domiciliaria) y en esencia numerosos hospitales para la atención a pacientes ingresados; éstos varían en su capacidad según su localización y en función del servicio que prestan. Este tipo de atención pública se complementa con centros privados en donde acuden pacientes que asumen íntegramente el costo, o están afiliados a mutuas médicas que cubren la factura por los servicios prestados.

Estas dos formas de brindar atención médica, con algunas variantes de menor calado, tienen lugar en países diversos del mundo desarrollado en varios continentes. Tiene un alto costo que cada vez es mayor en virtud del avance tecnológico y de la necesidad de proveer personal sanitario cada vez mejor calificado. He vivido los matices que son propios de los países en donde he tenido la oportunidad de trabajar: en los Estados Unidos, en Inglaterra, en Alemania y en España.

Quisiera hoy comentar algunas vivencias en España en donde he residido los últimas dos décadas de mi vida. Conocí el nivel de atención médica desde sexta década del siglo pasado y he visitado el país con permanencias cortas en más de una docena de ocasiones. La medicina en España ha experimentado un cambio colosal durante estos últimos 50 años.

Ha cambiado todo: el acceso de la población general a una atención cada vez mejor a través de programas de Seguridad Social, la competencia de los médicos por una mejora en la calidad de la enseñanza y la apertura del país al exterior desde el inicio de la transición. La disponibilidad de más recursos para construir una red de Hospitales Públicos, Dispensarios y Centros de Atención de muy buen nivel y a la vez la inversión en equipos de última generación que han equiparado las facilidades diagnósticas a las de los centros punteros en muchas partes del mundo.

Es así como se han logrado adelantos que le han colocado en posiciones de avanzada en trasplantes de órganos, oncología, enfermedades infecciosas, hematología, traumatología, entre otras. Al mismo tiempo la iniciativa privada es puntera en urología, oftalmología, reproducción asistida y cardiología para solo citar las más relevantes.

Estos preliminares a propósito de tres episodios que merecen especial atención. En fechas recientes dos destacados dirigentes nacionales, el Rey y la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid han requerido atención médica especializada. Ambos han sido tratados quirúrgicamente en Hospitales Públicos, el Barcelona el primero y en Madrid la segunda. Puede deducirse que a la hora de decidir a dónde acudir, los médicos que hicieron el diagnóstico, confiaron en ambos centros para ofrecerles la mejor atención posible.

Continúe leyendo: Reflexiones sobre la atención médica en los países desarrollados

Acerca de Dr. Pedro J. Grases

Médico Patólogo con más de 50 años de experiencia. Formado en los EE.UU. (Michigan y Armed Forces Institute of Pathology), dedicado a la docencia, a escribir e investigar. Ha trabajado en diversas universidades de Europa (en Friburgo y en Oxford) y en los EE.UU. (U.de California del Sur). A partir de 1990 estuvo al frente del Servicio de Anatomía Patológica de USP Institut Universitari Dexeus en Barcelona. Retirado a partir de 2007, se dedica ahora a escribir, a dar conferencias en su condición de cronista de la Ciencia y a cultivar con más esmero su afición por la fotografía.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA