Home | Bitácora del día | Reflexiones: el feto como paciente

Reflexiones

Reflexiones: el feto como paciente

La definición de feto como persona es contradictoria, porque no hay un acuerdo unánime: no es paciente porque no tiene los requisitos, entre ellos, ser persona y poseer estatus moral independiente

feto

Por: Saúl Kizer, obstetra y ginecólogo

Exceptuando la amniocentesis (examen que busca anomalías congénitas y problemas genéticos), el feto se encontraba aislado e inviolable hasta el inicio de la segunda mitad del siglo XX. El comienzo y desarrollo de métodos diagnósticos y terapéuticos hicieron posible el abordaje del feto, de forma más cercana y directa a través de su madre.

El feto no tiene estatus moral independiente porque es dependiente de su madre. Existe una unidad materna y otra fetal: al mismo tiempo está presente una dualidad materno-fetal. El feto es un ser, porque es naturaleza dotada de vida; es un individuo, porque tiene individualidad o características propias; tiene intereses, en el sentido de beneficiarse de los adelantos de la medicina y de lo que le cause bienestar; y los derechos del feto están subordinados a los de su madre.

DEFINICIÓN CONTRADICTORIA

La definición de feto como persona es contradictoria: no hay un acuerdo unánime. El feto no es paciente, ya que no tiene los requisitos; entre ellos, ser persona y poseer estatus moral independiente.

Sin embargo, la gran cantidad de procedimientos diagnósticos y terapéuticos existentes, tales como: la amniocentesis, los ultrasonidos, la evaluación genética y la cirugía que pueden ser realizados en beneficio del feto, le permitirán así constituirse en un ser sano en el futuro.

Previamente el médico debe informar veraz y detalladamente a la madre sobre el procedimiento, las consecuencias y riesgos para ambos; además, en los fetos previables (edad gestacional menor de 21 semanas) se debe esperar mayor madurez porque el chance de sobrevida es mínimo o negativo.

Los siguientes factores: la viabilidad (edad gestacional mayor de 22 ó más semanas de gestación), y el acceder al cumplimiento de las acciones médicas por parte de la madre, hacen que se convierta en paciente y el médico lo trate como sujeto y no como objeto, con una actitud más favorable y positiva. Hay que tratar de que los objetivos médicos sean satisfactorios y los riesgos mínimos, tanto para la madre como para el feto.

Los resultados médicos pueden ser muy variados y dependiendo de ellos puede ocurrir el conflicto materno fetal con el equipo médico. El diálogo, el consentimiento informado y el comité de ética son necesarios para la prevención y solución del conflicto.

La convicción médica en beneficio del feto y la negativa de la madre para consentir el acto médico; y la convicción materna para salvar a su hijo, con malformaciones congénitas incompatibles con la vida y el rechazo en aceptar dicha solicitud, por parte del equipo médico, pueden influir en estos últimos para utilizar la objeción de conciencia.

Resumen del trabajo: “REFLEXIONES SOBRE EL FETO COMO PACIENTE. ASPECTOS BIOÉTICOS Y MÉDICOS”

 

Acerca de Saúl Kizer, obstetra y ginecólogo

Médico Cirujano, egresado de la Universidad Central de Venezuela (UCV), 1963. Doctor en Ciencias Médicas, Universidad Central de Venezuela ,1968. Postgrado en Obstetricia y Ginecología, Maternidad Concepción Palacios, 1967. Especialista en Obstetricia y Ginecología, Colegio de Médicos del Distrito Federal, 1968. Residente de Obstetricia y Ginecología, Jewish Memorial Hospital y New York Hospital, New York City (1970-1971). Presidente de la Comisión Científica del Colegio de Médicos del Distrito Federal (1984-1986). Tesorero, Secretario (2 períodos), Vicepresidente y Presidente de la Junta Directiva de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Venezuela. Epónimo X Promoción del postgrado universitario de Obstetricia y Ginecología, Maternidad Concepción Palacios (12-12-1986). Ochenta publicaciones científicas en revistas venezolanas, internacionales y en libros. Médico Honorario de la Maternidad Concepción Palacios. Maestro de la Gineco Obstetricia Latinoamericana. F.L.A.S.O.G. Paraguay, 1999. Condecoración Orden General de División Francisco Esteban Gómez, en su Clase Oro. La Asunción, 03-03-1999. Elegido Invitado de Cortesía de la Academia Nacional de Medicina el 21 de septiembre de 2009.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA