Home | Bitácora del día | Estilo de vida y estilo de vista

Estilo de vida y estilo de vista

Se ha observado que aquellas personas que llevan un estilo de vida sedentario y/o fuman tienen una incidencia mucho mayor de pérdida de visión, que aquellos que no fuman o bien realizan ejercicio físico

ojoJosé Belda, oftalmólogo

En los últimos meses, puede que relacionado con ciertos acontecimientos vitales en mi entorno, y también con que ya vamos superando el ecuador de nuestro camino, desde este lado del contienente, ha aumentado mi interés en temas relacionados con la nutrición y con estilos saludables de vida.

Y como no… si en uno de los números de Ophthalmology, -algo así como la “biblia” que todo oftalmólogo debe consultar-, han publicado un interesante artículo (Relation of Smoking, Drinking, and Physical Activity to Changes in Vision over a 20-Year Period: The Beaver Dam Eye Study) que viene a reafirmar lo que otras especialidades vienen constatando los últimos años: un estilo de vida saludable daña menos el corazón, las arterias, el cerebro, disminuye la incidencia de cáncer y … mejora la vista.

En este artículo, que forma parte de la serie de publicaciones referentes al estudio poblacional Beaver Dam, de EE.UU., se ha observado que aquellas personas que llevan un estilo de vida sedentario y/o fuman tienen una incidencia mucho mayor de pérdida de visión, que aquellos que no fuman o bien realizan ejercicio físico.

En concreto, el ejercicio físico se relacionaba con una reducción del 60% en la odds ratio (una medida estadística utilizada en estudios epidemiológicos) de incidencia de pérdida de visión tras 20 años. Este efecto beneficioso del ejercicio físico no se reduce solo a este estudio en concreto, hay otras publicaciones que indican que aquellos pacientes mayores que realizan ejercicio físico de forma habitual tienen menos posibilidades de presentar pérdida de visión (esto se relaciona también con el hecho de que estos pacientes son biológicamente más jóvenes).

En cuanto al tabaco, el tóxico más socialmente aceptado junto con el alcohol, los resultados del artículo no hacen más que confirmar que su espectro tóxico no solo afecta a corazón, arterias y pulmones, sino que llega mucho más allá. El tabaquismo se ha relacionado con mayor incidencia de cataratas y degeneración macular asociada a la edad, y con una odds ratio de 3 veces mayor incidencia de pérdida visual entre fumadores comparados con no fumadores.

A pesar de que el estudio tiene sus limitaciones, como que fue realizado con cuestionarios a pacientes, que no miden exactamente el grado de ejercicio físico realizado y tiene que confiar en la sinceridad y exactitud de las respuestas, no deja de ser otro motivo para apostar por una vida más sana, alejada del tabaco y del sedentarismo.

Voy a practicar un poco de “running” para predicar con el ejemplo… hasta una próxima publicación.

Acerca de José Belda, oftalmólogo

Es Jefe de Servicio de Oftalmología del Hospital público de Torrevieja (España) y de la Unidad de Glaucoma de la Clínica Oftálica (Alicante, España). Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad de Alicante, especialista vía MIR de Oftalmología en el Hospital Universitario La Fe de Valencia, Doctorado Cum Laude por la Universidad de Valencia, Master en Dirección de Servicios Integrados de Salud por ESADE (Barcelona) y autor y coautor de más de 50 publicaciones científicas nacionales e internacionales. Se ha formado en diversos centros de prestigio internacionales como el Bascom Palmer Eye Institute (Miami), el Moorfields Eye Hospital (Londres) y el Hospital para la prevención de la Ceguera (Mexico DF)

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA