Home | Áreas de salud | ¿Cómo prevenir y combatir las enfermedades transmitidas por animales?

¿Cómo prevenir y combatir las enfermedades transmitidas por animales?

Los especialistas recomiendan hábitos de higiene y la tenencia responsable de animales como claves para la prevención de las enfermedades zoonóticas (transmitidas por animales)

Expertos en salud de la Argentina llevan adelante un proyecto de difusión en las escuelas de ese país, mediante el cual recomiendan hábitos de higiene y la tenencia responsable de animales como claves para la prevención de las enfermedades zoonóticas (transmitidas por animales) tales como el Síndrome urémico hemolítico, la toxoplasmosis, la rabia, la triquinosis y el mal de Chagas.

Factores ambientales, sociales, económicos y culturales se suman para favorecer o combatir la presencia de enfermedades en seres humanos, cuyo contagio -a través de los animales- puede evitarse con pequeñas pero constantes y sólidas medidas de prevención.

Daniel Tanzola y Silvia Guagliardo, docentes e investigadores del departamento de Biología, Bioquímica y Farmacia de la Universidad del Sur en la Argentina, destacaron que la educación es fundamental y presentaron un plan de capacitación para docentes de todos los niveles educativos para reconocer cómo prevenir las enfermedades parasitarias en base a estudios de casos.

Los especialistas señalaron que la idea es que los docentes sean multiplicadores de salud en las aulas y en sus casas con información confiable. Además, la intención es que se “hable” de manera cotidiana de zoonosis y prevención, no sólo cuando aparecen noticias de brotes en los medios periodísticos. “A nosotros estas actividades nos sirven para retroalimentarnos mucho y definir nuevas áreas de trabajo”, destacaron los especialistas.

Tanzola indicó que hay que diferenciar de qué tipo de zoonosis se trata para hacer un buen diagnóstico clínico. La toxoplasmosis -enfermedad infecciosa ocasionada por un protozoo y cuyo principal hospedador es el gato-, la hidatidosis -enfermedad parasitaria causada por gusanos platelmintos-, y la triquinosis -enfermedad parasitaria causada por gusanos del género Trichinella- son enfermedades que no se manifiestan en forma sintomática en los animales o mascotas caseras.

El experto explicó que en esos casos, lo principal es la tenencia responsable de animales, con asistencia y controles médicos veterinarios frecuentes, y cumplir con los planes de vacunación y desparasitación periódicos. También, cumplir con hábitos de higiene: en el caso de los gatos o perros domésticos, no hacer contacto con la saliva o la sangre del animal, no permitirle estar en la cama o los sillones, lavarse las manos luego de jugar con ellos, entre otros.

En la Argentina, otras dos de las principales zoonosis transmitidas por vectores de contagio son el dengue y el mal de Chagas.

Al respecto, Guagliardo, señaló que en las enfermedades parasitarias las dos vías principales de contagio son la ingesta de alimentos y el contacto con animales. Hay una relación directa entre condiciones socioeconómicas y parasitosis. En sectores con menos desarrollo o condiciones de higiene y salubridad -como cloacas, agua potable- la incidencia de estas enfermedades es mayor. La presencia de roedores, perros sin desparasitar, animales callejeros, gatos sin vacunar o criaderos de cerdos sin controles bromatológicos es altamente favorable a la aparición de zoonosis en los ambientes urbanos y periurbanos.

Tanzola expresó que  los niños son más vulnerables porque su sistema inmune no está tan desarrollado y por sus hábitos de juego con las mascotas.

El profesional indicó que la mayoría de las zoonosis urbanas son asintomáticas en las mascotas. Son silenciosas y de muy difícil diagnóstico, la sintomatología en el ser humano es muy errática y en algunos casos se demoran varias semanas los resultados de laboratorio. Allí la enfermedad ya ha proliferado y el caso puede ser más grave.

Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)

Una de las zoonosis que más interés causa en la opinión pública es el Síndrome Urémico Hemolítico (SUH), enfermedad que se caracteriza por provocar insuficiencia renal, anemia hemolítica, y defectos de la coagulación.

Tanzola señaló que esta enfermedad es la consecuencia de toxinas bacterianas que producen lesiones en los pequeños vasos sanguíneos, y afecta fundamentalmente al riñón, pero también al sistema nervioso central y al aparato gastrointestinal. El SUH puede contagiarse de varias formas, aunque la más conocida es comer carne picada que no esté completamente cocida.

Los investigadores destacaron la importancia de la educación y la prevención. Algunas medidas para evitar estas enfermedades son: lavar bien las verduras y frutas que se comen crudas, cocinar bien la carne y picarla luego, evitar darle carne picada a los niños, no usar los mismos utensilios (como tablas o cuchillos) para crudos y cocidos.

Bitácora Médica

[Fuente: Argentina Investiga]

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA