Home | Bitácora del día | Preguntas de utilidad para innovar en el área de la salud

Preguntas de utilidad para innovar en el área de la salud

Si quiere iniciar un proceso de innovación en su servicio de salud, lo primero que debe hacer se resume en 3 palabras: "Redefinir su consulta"

Sherman Gee define a la innovación como el proceso en el cual a partir de una idea, invención o reconocimiento de una necesidad se desarrolla un producto, técnica o servicio útil hasta que sea comercialmente aceptado.

La innovación es un proceso no accidental, totalmente planificado, basado en la creatividad y en la inventiva para responder a las necesidades de las personas, aplicable a cualquier modelo de negocio tanto en la producción de bienes como en la prestación de servicios y siempre con el objetivo de generar valor.

En los últimos tiempos, la innovación se ha convertido en la clave para el posicionamiento en el mercado de las organizaciones más exitosas en la actualidad incluyendo el área de salud. En este sentido, Kim, W. y Mauborgne, R. encontraron fuertes evidencias de que un elemento relevante y común en las organizaciones exitosas es el crecimiento continuo proveniente de la innovación constante.

Para ser innovador debe aumentar considerablemente su capacidad de respuesta ante el cambio, entender con mayor precisión las necesidades de los pacientes, estar atento y vigilante de las nuevas oportunidades del mercado y acceder a las nuevas tecnologías para manejar, ofrecer y prestar sus servicios de salud.

Es importante señalar que sólo puede prestar un servicio innovador si éste tiene aceptación en el mercado. Freeman, profesor emérito de la Universidad de Sussex, insiste en que un intento de innovación fracasa cuando no consigue una posición en el mercado y/o un beneficio, aunque el servicio “funcione” en un sentido técnico.

Dyer, Gregersen y Christensen recomiendan ampliamente invertir entre 15 y 30 minutos al día en escribir preguntas que desafíen el status quo de la organización en la búsqueda de respuestas y soluciones innovadoras.

Para poder iniciar este interesante camino debemos redefinir nuestra consulta en 3 áreas: el Quién, el Qué y el Cómo, realizando estas simples preguntas: (Adaptado de Markides,  A; 1997).

Pregunta 1: ¿Quiénes son nuestros pacientes? (Redefinir el Quién): Debemos conocer a nuestros pacientes actuales y pensar en quiénes podrían ser los nuevos. ¿Está su servicio dirigido a un tipo de paciente en específico? ¿Puede expandir sus servicios y dirigirlos a otro grupo de pacientes diferentes?

Pregunta 2: ¿Qué servicios les ofrezco a mis pacientes? (Redefinir el Qué): Hay muchos servicios que consideramos obvios y que muchas veces el paciente no conoce, por eso no los solicita. La empatía hacia nuestros pacientes juega un rol importante, “pensar como si usted mismo fuese el paciente”, ¿qué es lo que necesita?, ¿qué servicios le gustaría recibir? ¿Qué aprecia de los servicios que le ofrecen?

Pregunta 3: ¿Cómo ofrezco y presto los servicios a mis pacientes? (Redefinir el Cómo) Esta es una pregunta con doble enfoque, el cómo ofrezco mis servicios se trata de su esfuerzo en publicidad, cuánto invierte y si ese esfuerzo refleja la calidad que da en su consulta. El cómo presto mis servicios se trata de todo el proceso que interviene antes, durante y después del tratamiento en términos de calidad de atención y satisfacción del paciente, logrando que la experiencia médico-odontológica sea única.

La cultura de innovación es una estrategia necesaria dentro de los consultorios modernos que brinda grandes beneficios y que es posible de aplicarse sin importar el tipo de servicio que se preste.

Es importante decir que reinventar su consulta a través del camino innovador va más allá de la publicidad, adquirir nueva tecnología o invertir en mejoras de infraestructura, es algo directamente relacionado a la cultura del servicio, a los procesos de mejora continua y a pensar en función de satisfacer las necesidades del paciente.

En la actualidad como profesionales de la salud ya no será suficiente ser los más rápidos, ni los más económicos, ni siquiera será suficiente prestar el mejor servicio, la clave para consolidarse y ser líderes en el mercado será ser diferentes.

Referencias Bibliográficas

  1. Dyer, J; Gregersen, H; Christensen, C (2009) T”he Innovators DNA” Harvard Bussiness Review. Dec 2009, pp. 61-67.
  2. Freeman, C. (2007), “La teoría económica de la innovación industrial”, Alianza editorial, Madrid.
  3. Gee, Sherman (1991), “Technology transfer, Innovation & International Competitiveness”, Wiley & Sons, New York.
  4. Kim, W; y Mauborgne, R. (1997). “Value Innovation: The Strategic Logic of Growth.” Harvard Bussiness Review. Jan -Feb, pp. 103-112.
  5. Markides, A (1997), “Strategic innovation”, Sloan Management Review, Spring, 9-23

Acerca de Dr. Argenis Carmona

Odontólogo de la Universidad Santa María, Caracas-Venezuela. Especialización en Estomatología Integral del Niño y el Adolescente en la misma universidad. Especialista en Gerencia de Ciencia y Tecnología de la Universidad Rafael Belloso Chacín, Maracaibo-Venezuela. Coach Tecnológico y Consultor de Quironea Consultores para profesionales del área de la salud. Fue Docente Asistente en la Facultad de Odontología de la Universidad Santa María. Coordinación docente del Programa de Educación Avanzada en Odontología Pediátrica de Somos Educación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA