Home | Bitácora del día | ¿Por qué es importante detectar problemas visuales en niños?

¿Por qué es importante detectar problemas visuales en niños?

La detección precoz de los problemas oculares en los chiquitos de la casa es fundamental para su futuro. Sin embargo, muchos niños menores de 6-7 años no son sometidos a ningún control de visión. ¿Qué debes de hacer?

salud visual 620x340Por: Ramón Pérez García, optometrista

Este es un tema que me genera muchas preocupaciones porque sé que a muchos niños menores de 6 años no les realizan controles de visión preventivos; y lo vivo de primera mano en mi trabajo de optometrista, ya que me llegan frecuentemente casos de niños de más de 6 años con problemas visuales sin diagnosticar, que me confirman que anteriormente nunca les habían realizado chequeos visuales.

No pretendo ser alarmista, pero los padres tienen que saber que un problema visual sin diagnosticar a edad temprana puede ser posteriormente irrecuperable dificultando su futuro escolar y su salud visual durante toda la vida.

– “Mi hijo no se queja y yo no le noto nada raro. ¿Por qué me voy  a preocupar?”-. Esta es apenas una de las tantas afirmaciones que muchos padres expresan diariamente; ante esto, lo primero que se debe saber es que existen muchos trastornos oculares en niños pequeños que son asintomáticos y que pueden permanecer sin ser detectados sino se realizan las pruebas pertinentes.

El más clásico es el del famoso “Ojo Vago” o “Amblíope” que si no va asociado a un estrabismo evidente y si el otro ojo consigue una buena visión, puede pasar totalmente desapercibido ya que el niño con los dos ojos abiertos ve perfectamente.

Ojo vago o amblíope

Un ojo vago puede ir asociado a un estrabismo o a una graduación alta que no se haya detectado. En muchos casos con una graduación correcta y con una terapia adecuada (parche, ejercicios, etc…) llegan a mejorar mucho pero para esto es fundamental que se detecten lo antes posible.

En ojos vagos, si el niño tiene más de 7-8 años ya se consideraría una detección tardía y las posibilidades de mejora serán más limitadas.

Un ojo amblíope no detectado a tiempo puede traer consecuencias irreversibles para el afectado, entre ellas destacan:

– Bajo nivel de agudeza visual en ese ojo, como alteración de la visión binocular.

– Calidad de vida reducida y problemas como: bajo rendimiento visual -que le dificultará en todos los temas académicos-. Peor rendimiento en deportes -por pérdida de visión en 3D-, fatiga visual en futuros trabajos que sean exigentes con la visión (conducir, ordenador, etc.)

Hipermetropía

Un niño hipermétrope en uno o los dos ojos puede no quejarse de mala visión si no tiene una graduación elevada (o incluso teniéndola). En general son niños inquietos que les cuesta centrarse cuando dibujan o hacen actividades de cerca. A veces en estas actividades de cerca meten un ojo para dentro (endotropia).

Astigmatismo y miopía

También pueden tener otros defectos refractivos astigmatismo y/o miopía. En estos casos si la graduación no es elevada o solo la tienen en uno de los dos ojos pueden pasar también desapercibidos.

Pequeños estrabismos

Cuando el niño tiene estrabismo de un grado importante, se detecta muy fácilmente por parte de los padres ya que salta a la vista, pero a veces se producen desviaciones pequeñas o puntuales solo al realizar determinadas actividades como por ejemplo: meten un ojo cuando dibujan o están leyendo algo.

Otros síntomas que se pueden observar en algunos casos son, giros compensatorios de cabeza o que la inclinen para ver la tele, mirar a otras personas, etc.

¿Es tarea de los padres detectar problemas de Salud Visual en niños pequeños?

La mayoría de los padres no tienen conocimientos y no se darán cuenta de los pequeños detalles que pueden identificar problemas de visión. Sin embargo, algunas madres y profesoras/es tienen un sexto sentido que detecta comportamientos anómalos y nos ponen en alerta sobre un posible problema de salud visual. ¡Bravo por ellas/os!

Pero, ¿De quién es la responsabilidad de detectar problemas visuales en niños pequeñitos?

En España y en la mayoría de países el responsable de hacer un primer chequeo visual a niños menores de 6 años es el pediatra o la enfermera pediátrica.

 

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA