Home | Bitácora del día | ¿Qué son los osteomas cráneofaciales?

¿Qué son los osteomas cráneofaciales?

Son tumores óseos benignos que pueden ser centrales o periféricos. La mayoría de los casos no presentan síntomas: son hallazgos incidentales de estudios/ Por Abraham Krivoy

Los osteomas son tumores óseos benignos de crecimiento lento, localizados principalmente en la región cráneo-maxilofacial. Como  no se ha evidenciado su poder de malignización, la actitud  expectante  en localizaciones silentes  es controversial, pero su vigilancia estricta se  impone.

La conducta  terapéutica se  deduce  de la evaluación  individual  de cada caso. La  localización, el volumen y las  estructuras adyacentes  orientan la mejor  acción a tomar y los riesgos que puedan derivarse.

Pueden ser centrales o periféricos. La mayoría de los casos,  no presentan síntomas  por lo que son hallazgos incidentales  por estudios   motivados por  distintas razones de consulta. Los motivos directos  de consulta son los aspectos  palpables o de aparición en lugares visibles y además,  antiestéticos.

La mayoría de los casos se presentan entre la 2ª y la 5ª décadas de la vida. Los osteomas centrales se localizan más frecuentemente en los huesos: frontal, etmoides y mandíbula, mientras que los periféricos son más comunes en los senos paranasales.

Suelen  ser  solitarios. Si  se presentan de forma múltiple se debe  el síndrome de Gardner. Los osteomas de la órbita, producen distopia orbitaria, una proptosis progresiva y diplopia,  entre  otros síntomas.

La tomografía computada  constituye el mejor  método complementario  para determinar la localización y extensión de la lesión, y planificar la cirugía más adecuada. Las radiografías simples son pruebas complementarias útiles para la planificación definitiva.

El diagnóstico diferencial debe realizarse con numerosas entidades: displasia fibrosa, fibroma osificante, osteosarcoma, osteoblastoma,  osteocondroma, enfermedad de Paget,  torus, exóstosis, osteítis condensante, odontoma, osteomielitis esclerosante focal, meningioma hiperostótico, osteocondritis, hematoma subperióstico.

La mayoría de los osteomas paranasales evolucionan a partir de la unión frontoetmoidal.  Es difícil realizar algún pronóstico de los osteomas,  la  probabilidad de transformación maligna es nula, por lo que el manejo de las masas asintomáticas suscita cierta controversia.

Se debe realizar una evaluación individualizada de cada caso, en función del tamaño, localización, riesgo derivado de la intervención así como el riesgo derivado de la conducta expectante, para decidir la actitud terapéutica.

Se recomienda practicar la escisión de los osteomas paranasales que se encuentran en la vecindad de la duramadre antes de que causen complicaciones intracraneales agudas y morbilidad neurológica. Es necesario vigilar estrechamente las lesiones asintomáticas en esta zona del cerebro.

La evacuación urgente del neumoencéfalo a tensión es obligatoria para poder minimizar posibles secuelas a largo plazo.

Acerca de Dr. Abraham Krivoy

Neurocirujano. Fundador y Ex Presidente de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Neurocirugía y de la Sociedad Venezolana de Neurocirugía. Miembro Honorario de la Sociedad Venezolana de Neuropsicología; Profesor Titular de Neurocirugía, Universidad Central de Venezuela. Miembro Fundador de la Sociedad Venezolana de Neurocirugía Pediátrica (2004), Individuo de Número de la Academia Nacional de Medicina y de la Sociedad Venezolana de Historia de la Medicina, entre otros reconocimientos.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA