Home | Home Destacado | OMS presenta un informe de estadísticas sanitarias mundiales

Datos de los estados miembros

OMS presenta un informe de estadísticas sanitarias mundiales

-Las tasas de supervivencia infantil han mejorado en todas las regiones durante la última década -Casi el 10% de la población adulta padece diabetes -En 2011 hubo 2,5 millones de nuevas infecciones por el VIH

La Organización Mundial de la Salud (OMS) presentó las Estadísticas Sanitarias Mundiales 2013. El objetivo de este informe numérico es ofrecer un mejor acceso a datos de alta calidad comparables sobre indicadores básicos de la salud de la población y de los sistemas sanitarios nacionales.

El trabajo estadístico refleja las principales tendencias sobre la salud pública mundial procedentes de 194 países.

  • Salvar la vida de los niños

El mundo ha progresado significativamente en la reducción de la mortalidad infantil, que ha descendido un 40%, desde casi 12 millones de fallecimientos en 1990 a menos de 7 millones en 2011.

Las tasas de supervivencia infantil han mejorado en todas las regiones del mundo durante la última década. El número de países en los que al menos 1 de cada 10 niños muere antes de cumplir cinco anos ha descendido a menos de la mitad, de 53 países en 1990 a 24 en 2011.

Las tasas de mortalidad mundiales de niños menores de 5 años han ido disminuyendo a un ritmo promedio del 2,5% anual en las dos últimas décadas. Sin embargo, ese ritmo no bastará para alcanzar la meta mundial de reducir en dos terceras partes las cifras de mortalidad de 1990 para el año 2015.

  • Nacidos antes de tiempo

El nacimiento prematuro es la principal causa de muerte de recién nacidos en el mundo, y cada año se cobra un millón de vidas. Es la segunda causa de muerte (después de la neumonía) de menores de cinco años.

Cada año nacen 15 millones de bebes prematuros (nacidos vivos antes de las 37 semanas de embarazo), es decir, uno de cada diez bebés. En algunos países de ingresos bajos, casi uno de cada cinco bebés nace prematuramente.

  • La doble carga de la malnutrición

La malnutrición somete al mundo a una doble carga de desnutrición y sobrepeso que dificulta la supervivencia y causa graves problemas de salud. Los indicadores de una nutrición deficiente son el bajo peso al nacer, la emaciación, el retraso del crecimiento y la insuficiencia ponderal.

Junto con la lactancia materna inadecuada y las carencias de vitamina A y Zinc, contribuyen a más de una tercera parte de las defunciones en la niñez.

Al mismo tiempo, cada vez preocupa más que, debido al sobrepeso en la niñez, en el futuro aumenten las enfermedades crónicas tales como cánceres, afecciones cardiovasculares y diabetes.

  • Casi una de cada diez personas es diabética

Casi el 10% de la población mundial adulta padece diabetes, determinada por una alta concentración de glucosa en sangre en ayunas (?126 mg/dl).

La diabetes aumenta el riesgo de padecer cardiopatías y accidentes cerebrovasculares, y multiplica por 10 las probabilidades de que haya que amputar una extremidad inferior. Es una de las principales causas de insuficiencia renal, deficiencia visual y ceguera.

  • Aumenta el número de personas que viven con el VIH

Ha descendido el número de personas que mueren debido a la infección por el VIH. Se calcula que, en 2011, 1.7 millones de personas fallecieron por causas relacionadas con el Sida en todo el mundo, un 24% menos que en 2005.

Con la mejora del acceso a antirretrovíricos en los países de ingresos bajos y medianos (en los cuales recibieron tratamiento ocho millones de personas en 2011) se producirán menos defunciones por causas relacionadas con el Sida. Se prevé que la población que vive con el VIH siga aumentando.

También las nuevas infecciones han disminuido, pero no lo suficiente. Se calcula que, en 2011, hubo en el mundo 2,5 millones de nuevas infecciones por el VIH. Alrededor de 34 millones de personas viven con el VIH en el mundo.

  • Miles de millones de personas carecen de agua salubre y aseo

Se ha alcanzado la meta mundial relativa al agua potable, ya que, desde el año 1990 ha descendido a la mitad el número de personas en el mundo que carecen de acceso a fuentes mejoradas de agua potable.

Sin embargo, a algunas regiones y numerosos países todavía les queda mucho hasta alcanzar esta meta y existen abruptas diferencias dentro de comunidades y de grupos de países.

Aunque desde 1990 casi 1900 millones de personas han logrado acceder a servicios de saneamiento mejorados, se calcula que hasta hoy la cobertura mundial apenas llega al 64%, es decir, una tercera parte de la población mundial (2500 millones de personas) no tiene acceso a dichos servicios.

  • Medicamentos inasequibles

Muchos países de ingresos bajos y medianos se enfrentan a una escasez de medicamentos en el sector público que obliga a las personas a acudir al sector privado, donde los precios pueden ser hasta 16 veces más altos.

En esos países, en promedio, solo el 57% de una selección de medicamentos genéricos está disponible en el sector público (puede llegar a apenas un 3%).

Principales inequidades

Las estadísticas mundiales sobre salud suelen limitarse a promedios nacionales. Sin embargo, en muchos países, dichos promedios pueden ocultar grandes inequidades dentro de la población en el acceso a servicios de salud, debido a factores como el nivel de instrucción o de ingresos, la situación geográfica, el origen étnico o el sexo.

Bitácora Médica

[Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS)]

Resumen de las Estadísticas Sanitarias 2013 aquí

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA