Home | Bitácora del día | Obesidad y degeneración de disco lumbar

Obesidad y degeneración de disco lumbar

El investigador Kenneth M.C. Cheung, MBBS, del Departamento de Ortopedia y Traumatología de la Universidad de Hong Kong, y sus colaboradores, llevaron a cabo un estudio transversal demográfico en una población del sur de China para estudiar como la obesidad conlleva un incremento de la degeneración del disco lumbar / Por Leopoldo Briceño

Resumen

Los datos obtenidos de imágenes de resonancia magnética (RM) muestran que la obesidad conlleva un incremento de la degeneración del disco lumbar según un estudio publicado recientemente en la versión en línea de Arthritis & Rheumatism.

La lumbalgia es una causa generalizada e importante de ausentismo laboral, disminución de la calidad de vida y tensión psicológica. Se sabe que la degeneración del disco lumbar, que fácilmente se identifica en la RM, se relaciona con la lumbalgia.

Para determinar si la degeneración de disco lumbar se asocia a pre-obesidad y obesidad, el investigador principal, Dr. Kenneth M.C. Cheung, MBBS, del Departamento de Ortopedia y Traumatología, Universidad de Hong Kong, y sus colaboradores, llevaron a cabo un estudio transversal demográfico en una población del sur de China en el que participaron 2.599 individuos (1.040 hombres, 1.559 mujeres; media de edad: 41,9 años).

Los participantes fueron asignados a categorías de índice de masa corporal (IMC) modificado para asiáticos y valorados mediante exámenes de la columna lumbar con resonancia magnética sagital potenciada en T2.

La resonancia magnética reveló degeneración de disco en 1.890 participantes (72,7%). Los que presentaban degeneración de disco lumbar tuvieron IMC significativamente más altos que los que no tenían degeneración (23,3 kg/m2 frente a 21,7 kg/m2; p < 0,001).

Los investigadores observaron un incremento de la degeneración conforme aumentaba el IMC. Las  calificaciones de degeneración se definieron de la manera siguiente: ningún cambio de señal (0), una leve disminución de la intensidad de señal del núcleo pulposo (1), núcleo pulposo hipointenso con altura de disco normal (2) y núcleo pulposo hipointenso con estenosis del espacio interdiscal (3).

Las personas con peso deficiente tuvieron una calificación promedio de 1,4, los individuos con peso normal tuvieron una calificación promedio de 2,5, las personas con pre-obesidad tuvieron una calificación promedio de 3,3 y los individuos obesos tuvieron una calificación promedio de 3,8.

Las diferencias entre cada grupo fueron estadísticamente significativas y la excepción fueron las personas con pre-obesidad y obesidad (peso deficiente a normal: p < 0,001; peso normal a preobesidad; p < 0,001; y preobesidad a obesidad, p = 0,092).

En cada categoría las medias del número de vértebras con degeneración de disco en etapa terminal y estenosis del espacio de disco de la columna lumbar fueron:

-0,2 (intervalo 0 a 2; desviación estándar [DE]: 0,5) para los pacientes con peso insuficiente

-0,3 (intervalo: 0 a 4; DE: 0,6) para los pacientes con peso normal

-0,4 (intervalo: 0 a 4; DE: 0,7) para los pre-obesos y

-0,5: (intervalo de 0 a 4; DE: 0,9) para los obesos.

La diferencia no fue estadísticamente significativa entre las personas con peso deficiente y normal (p = 0,322), pero fue estadísticamente significativa para las personas con peso normal y pre-obesas (p < 0,001) y para las personas con pre-obesidad y obesidad (p = 0,012).

En un análisis de regresión logística multifactorial, tras el ajuste con respecto a edad, carga de trabajo, ganglios de Schmorl, lesión lumbar previa y cambios en la médula vertebral, los investigadores observaron una tendencia lineal positiva (r2 = 0,99) entre las categorías de IMC y degeneración de disco (peso normal: referencia; peso insuficiente: oportunidades relativas (OR): 0,59 [intervalo de confianza (IC) del 95%: 0,41 a 0,84); preobesidad; OR, 1,30 [IC del 95%: 1,03 a 1,62]; obesos, OR: 1,79 [IC del 95%: 1,17 a 2,74]).

Los individuos obesos tuvieron más posibilidades de sufrir por degeneración de disco en etapa terminal con estenosis del espacio discal (peso normal, referencia; oportunidades relativas ajustadas: 1,72; IC del 95%: 1,23 a 2,41).

Comentarios

Las limitaciones del estudio comprendieron que se basó en una población del sur de China y es posible que no sea generalizable a otras poblaciones. El estudio también fue transversal y se necesitarán más estudios prospectivos para demostrar que la pre-obesidad y la obesidad producen degeneración de disco. Los autores terminan diciendo: «Nuestro estudio es el primero a nuestro entender en notar que los valores elevados de IMC son significativamente mayores en individuos con degeneración de disco que en las personas sin degeneración de disco». «Puesto que este estudio está basado en la población, tiene tremenda importancia para la salud pública».

Acerca de Leopoldo Briceño

Cirujano pediatra, Doctor en Ciencias Médicas y Profesor Universitario de la Universidad Central de Venezuela. Fundador de la Sociedad Venezolana de Cirugía Pediátrica y de la Asociación Venezolana de Cirugía Pediátrica. Pertenece a la Sociedad Venezolana de Cirugía, de Puericultura y Pediatría, entre otras. Miembro #12 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, Correspondiente Nacional e Individuo de Número Sillón VIII. Coautor en 13 libros y publicó los libros: "Cirugía Pediátrica", "Minibiografías de médicos venezolanos" y "Papeles de cinegética".

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA