Home | Áreas de salud | Farmacia | Nuevos recursos terapéuticos para el cáncer de ovario

Nuevos recursos terapéuticos para el cáncer de ovario

Una nueva droga para tratar esa afección oncológica fue aprobada por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de la Argentina. El fármaco actúa bloqueando un mediador que favorece el retroceso del crecimiento del tumor

Un nuevo tratamiento para el cáncer de ovario fue presentado en Buenos Aires (Argentina) este jueves 30 de agosto tras ser aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) del país. Según trascendió este nuevo recurso terapéutico logra retrasar el crecimiento de los tumores en estado avanzado.

El cáncer de ovario es una de las enfermedades femeninas más comunes y se estima que en Argentina se detectan 2 mil casos por año y están afectadas nueve de cada 100 mil mujeres.

Para tratar este tipo de cáncer, la cirugía es el tratamiento que se utiliza para eliminar la mayor cantidad de tejido tumoral que sea posible. Esta cirugía se denomina citorreducción y en las pacientes diagnosticadas con la enfermedad en etapa temprana, suele ser suficiente. Pero cuando la enfermedad está avanzada, los especialistas recomiendan la cirugía seguida de la quimioterapia.

Liliana Zamora, oncóloga del Servicio de Ginecología del Hospital Italiano de Buenos Aires, precisó en un encuentro sobre el tratamiento del cáncer de ovario, que las estadísticas mundiales indican que el 70 por ciento de los casos se diagnostican en estado avanzado. Ilustró que es importante contar con más recursos médicos, para aplicar tras la cirugía y las quimioterapias.

En este sentido, la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) de Argentina aprobó, según lo indicado en la reunión médica, una nueva droga que complementa el tratamiento en los casos avanzados en los cuales tras las cirugías y la quimioterapia, continúa el desarrollo de las células tumorales.

Este genérico denominado bevacizumab es el primero de una nueva generación de drogas denominadas antiangiogénicas, cuya característica central es que evitan que los tumores reciban el aporte de sangre y nutrientes que necesitan para su crecimiento.

Fuentes médicas aclararon que esta droga no destruye las células tumorales, sino que actúa bloqueando un mediador esencial para que los tumores puedan desarrollarse, retrasando su crecimiento.

La mayoría de las mujeres con cáncer de ovario avanzado suelen tener una recaída después del tratamiento inicial, por lo general dentro de los 15 meses posteriores al primer diagnóstico.

Al respecto, Luis Fein, director de Investigaciones Clínicas del Instituto de Oncología de Rosario, explicó que si bien esas recaídas son frecuentes dependen del estadio de la enfermedad, de la velocidad de reproducción del cáncer y del éxito de la cirugía inicial.

Por su parte, Zamora indicó que estudios que se practicaron con este nuevo tratamiento demostraron que al adicionar la nueva droga a la quimioterapia por cáncer de ovario, se prolongó de manera significativa la sobrevida libre de enfermedad.

La especialista destacó que el diagnóstico de cualquier patología que implique tratamientos con cirugías extensas y posteriores terapias sistémicas con quimioterapia, como lo es el cáncer de ovario, implica un cambio en la vida de la mujer.  Agregó que todo se debe reacomodar para favorecer los tratamientos que se deben cumplir. “Poder retrasar el crecimiento de las células tumorales es un avance”, apuntó.

Según estadísticas del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), anualmente cerca de 20 mil mujeres contraen cáncer de ovario en los Estados Unidos y entre las mujeres  es el octavo tipo de cáncer más frecuente y la quinta causa principal de muerte por cáncer después de los cánceres de pulmón y bronquios, de mama, colorrectal y de páncreas.

Bitácora Médica

Fuente: Agencia de noticias TELAM

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA