Home | Especialidades médicas | Nuevo dispositivo controla el reflujo gastroesofágico crónico

Nuevo dispositivo controla el reflujo gastroesofágico crónico

Un brazalete colocado en el esófago controla reflujo crónico. Es un nuevo tratamiento para pacientes inmunes a los fármacos

Investigadores de la Clínica Mayo desarrollaron un dispositivo en forma de brazalete que se coloca alrededor de la base del esófago, que puede controlar el reflujo gastroesofágico.

El dispositivo circunda la válvula que une al esófago con el estómago y le ayuda a permanecer cerrada cuando la persona no está comiendo o bebiendo. El método alivió síntomas de reflujo en 92 de 100 pacientes que sufrían de reflujo de ácido estomacal crónico, y le permitió al 87 por ciento de los pacientes dejar de usar remedios contra la acidez, de acuerdo a los resultados a los tres años de un estudio de cinco años. El 94 por ciento de los pacientes estuvieron satisfechos con el tratamiento.

Daniel Smith, director del Departamento de Cirugía de Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, Estados Unidos  y especialista en tratamiento de reflujo, señaló que el avance es significativo. Es el primer tratamiento nuevo, seguro y efectivo que hay  para tratar el problema de reflujo en 20 años.

Smith explicó que el dispositivo es simple, elegante y funcional, y ofrece la oportunidad de ayudar a un gran número de pacientes. Las únicas opciones de tratamiento en el pasado han sido agentes de supresión del ácido estomacal o cirugía, que no resuelven directamente el problema de una válvula ineficaz, dejando a los pacientes con síntomas persistentes. La cirugía puede traer efectos secundarios como hinchazón e incapacidad para vomitar en un 20% de pacientes. Estos efectos colaterales raramente ocurren con el nuevo dispositivo.

Según la Asociación Americana de Gastroenterología, aproximadamente una de cada tres personas en los Estados Unidos tienen un problema crónico de reflujo, que puede llevar a serios problemas de salud.

El reflujo gastroesofágico es causado por el funcionamiento deficiente o incompetente de la válvula del esfínter en la base del esófago y el comienzo del estómago. El esfínter, un anillo de músculo, normalmente se queda cerrado cuando una persona no está comiendo, lo que impide que el ácido estomacal suba hacia el esófago.

Si el músculo está debilitado, o se relaja fuera de tiempo, el ácido estomacal puede subir hacia el esófago y causar dolor y quemazón en las paredes internas del esófago — problema conocido como acidez — y regurgitación. Estos episodios pueden ocurrir en cualquier momento y en personas de cualquier edad.

Smith, indicó que el  ácido estomacal en exceso puede causar daño al esófago y resultar en una condición precancerosa llamada esófago de Barrett, y llegar a causar cáncer del esófago, condición que está aumentando rápidamente en los Estados Unidos, dice el doctor Smith.

Smith explicó que el dispositivo se puede implantar en un procedimiento mínimamente invasivo que toma entre una y dos horas. Los pacientes elegibles para usar el dispositivo son aquellos cuyo reflujo gastroesofágico no puede ser controlado totalmente con medicamentos supresores de acidez.

Bitácora Médica

[Fuente: Clínica Mayo]

Trabajo original en  New England Journal of Medicine (en inglés): http://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa1205544

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA