Home | Bitácora del día | La migraña nunca faltaba a su cita mensual

La migraña nunca faltaba a su cita mensual

Esta patología se caracteriza por dolor intenso de cabeza, recurrente, acompañado de náuseas, sensibilidad a la luz y los ruidos | Por Pedro Delgado, psiquiatra

migraMilagros abrió los ojos a la misma hora de siempre para ir al trabajo y allí estaba el dolor: sentía que la mitad derecha de su cerebro iba a explotar.

La noche anterior se había reunido con amigos, había tomado dos copas de vino y comió chocolate. No se había dado cuenta de lo caro que iba a pagar su desliz, aun cuando sospechó que hacer eso por más discreto que hubiese sido, le podía desencadenar otra crisis dolorosa.

El dolor era como un saltamontes que brincaba de un sitio a otro por lo menos una vez al mes. Antes o después de la regla, luego de una comida o sin ninguna razón, repentinamente se le presentaba. Le dolía la nuca, toda la cabeza, una de sus mitades o una punzada le atravesaba un ojo como una lanza. La migraña nunca faltaba a su cita mensual.

El día que ese dolor la visitaba, se quedaba acostada en la cama y encerrada en el cuarto con las cortinas y las puertas cerradas porque no toleraba la luz, ni el ruido. Las náuseas eran otra compañera inseparable del dolor. También le cambiaba el estado de ánimo, se sentía deprimida o se tornaba irritable. Nadie se le podía acercar. Cuando no se le congestionaba la nariz y le lloraban los ojos, sentía un mareo desagradable o veía “estrellitas” y su visión era de túnel.

Cuando se le presentaban esos síntomas, inmediatamente tomaba alguno de los analgésicos de la larga lista que había acumulado con los años. Esa era la única manera de atenuarlo (nunca de eliminarlo), aunque a veces ni siquiera con eso.

Había probado todas las medicaciones disponibles (incluso las llamadas “naturales”) pero nada. En su trabajo conocían su mal, pero cada vez lo toleraban menos. Llegaron a pensar que era mentira, solo cuando entregó la constancia del médico de la empresa le creyeron.

El caso de Milagros no es aislado: 15% de los adultos sufre de migrañas, una enfermedad crónica frecuentemente incapacitante que se caracteriza por dolor intenso de cabeza, recurrente, acompañado de náuseas, sensibilidad a la luz y los ruidos.

Estos síntomas son, en ocasiones, estimulados por comidas, cigarrillo, bebidas alcohólicas, estrés, aunque a veces no hay registro de precipitante aparente. Algunos pacientes presentan síntomas premonitorios denominados aura.

No se conoce la causa de la migraña, pero se sabe que existe dilatación de los vasos sanguíneos, irritación de los nervios y cambios en la actividad eléctrica y química del cerebro.

El diagnóstico es sencillo porque los síntomas son muy elocuentes, pero el tratamiento no lo es tanto. Aún cuando existen muchas medicaciones analgésicas que alivian el dolor durante la crisis, no se conoce hasta ahora alguno capaz de curar la enfermedad.

Hay terapias farmacológicas que han logrado en algunos pacientes efectos satisfactorios. El Neurofeedback ha mostrado también beneficios porque puede resolver los ataques dolorosos en el momento en que ocurren, atenuar las crisis (hacerlas más benignas), disminuir el consumo crónico de sedantes (que a veces se convierte en un problema) y aumentar el tiempo entre crisis y crisis.

Acerca de Pedro Delgado, psiquiatra

Médico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV, 1971) con postgrado en Psiquiatría de la misma universidad. Se desempeñó como Profesor de la Facultad de Medicina en la Cátedra de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas de la UCV, por 29 años donde realizó labores de docencia e investigación en el pregrado de Medicina y el Postgrado de Psiquiatría. Coordinó el Postgrado de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas durante 5 años. Realizó un Fellowship en Abuso de Sustancias en Johns Hopkins University. Fue Profesor invitado del Departamento de Psicología en la Universidad de Evansville, Indiana en EEUU. En 2001 recibió el Premio de Medicina "Luis Razzetti" de la Federación Médica Venezolana en conjunto con varios autores por la publicación de un libro sobre educación psiquiátrica para médicos. Ha trabajado en la consulta privada (como psiquiatra) durante 38 años. Es, además, Presidente de Fundación Humana, una organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar programas de tratamiento y prevención en salud mental y dirige la unidad de Trastornos Adictivos de la Fundación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA