Home | Bitácora del día | “Me orino la cama”

“Me orino la cama”

La mayoría de los niños, alcanzan un cierto grado de control de la vejiga durante el día y la noche a los cuatro años. Cualquier tipo de incontinencia que se produce durante el sueño, en un niño que tiene cinco años o más se llama enuresis

orinaPor: Ricardo Szemat, urólogo

Cuando un niño vacía la vejiga urinaria en un momento y sitio inapropiado, se llama incontinencia. Cuando la incontinencia ocurre en la noche durante el sueño, se llama enuresis (orinarse en la cama ).

Este es un problema común que afecta, por ejemplo, a más de 5 millones de niños en los Estados Unidos. Este problema puede ser muy frustrante para los niños, las familias y sus médicos. Pero con paciencia, hoy en día la mayoría de los niños pueden ser tratados eficazmente. Las diferentes causas de la enuresis y las posibles opciones de tratamiento, las discutiremos con ustedes.

¿Qué es la enuresis?

La mayoría de los niños, alcanzan un cierto grado de control de la vejiga durante el día y la noche a los cuatro años. Cualquier tipo de incontinencia que se produce durante el sueño, en un niño que tiene cinco años o más se llama enuresis, 20 por ciento de los pequeños a los cinco años de edad, tienen enuresis, de vez en cuando, y aproximadamente un 15 por ciento por año de estos niños crecerán espontáneamente sin orinarse.

La enuresis es ligeramente más común en niños que en niñas. Hasta un 25 por ciento de todos los que se orinan tienen una enuresis secundaria. Esto significa que hay niños que ha tenido un período de tiempo (normalmente de seis a 12 meses) sin orinarse, durante el sueño y luego se orinan de nuevo, a esto se llama Enuresis secundaria. Al contrario, los niños que nunca han estado secos, cuando duermen, se dice que tienen enuresis primaria. Mientras que algunos casos de enuresis secundaria pueden estar vinculados a un trauma o estrés reciente, su evaluación, tratamiento y  respuesta, generalmente no son diferentes de aquellos, con enuresis primaria.

En el pasado, cuando había pocas opciones de tratamiento, era común ignorar o minimizar la situación y la esperanza de mejorar, con el tiempo. Hoy en día, con el aumento de las oportunidades para los niños de pasar noches fuera de casa (por ejemplo, campamentos, dormir fuera de casa y viajes de campo durante la noche), se ha convertido en una preocupación a más temprana edad. Cabe destacar que la causa de todas las formas de incontinencia, enuresis incluido, casi nunca mejoran, debido a la pereza o la voluntariedad deliberada por parte del niño. Así, los padres deben mantener una actitud de apoyo y comprensión. Sin embargo, en un pequeño número de situaciones, problemas de comportamiento pueden desempeñar un papel importante.

Las causas comunes de la enuresis

Los expertos creen ahora que la enuresis en la mayoría de los casos es causada por la combinación de estos tres mecanismos:

1 Falla para despertarse – el niño no se despierta cuando la vejiga está llena o se contrae  de manera espontánea. En la mayoría de los casos esto es la causa principal, pero uno o ambos de los mecanismos enumerados a continuación también puede jugar un papel.

2 Aumento de la producción de orina durante el sueño – los riñones del niño producen más orina durante la noche, de la  que puede ser almacenada en la vejiga. A veces, esta producción de orina, extra, es causada por la falta nocturna relativa de la hormona vasopresina, que le indica a los riñones que deben disminuir la producción de orina.

3 La vejiga hiperactiva – la vejiga tiende a contraerse sin estar completamente llena y esto conlleva, a una disminución de la capacidad normal. Este es el mismo mecanismo que para la incontinencia durante el día (ver más abajo).

Además, debe tener en cuenta que la enuresis (y/o incontinencia durante el día) es muy a menudo heredada. Es común que “existe en la familia”, aunque esto no siempre puede ser evidente, ya que puede saltar generaciones y no todos los abuelos recuerdan (o no quieren recordar) que también mojaban la cama cuando eran más jóvenes (estadísticas nos dicen que cuando es uno solo de los padres, que sufrió del problema, 50% de los hijos  serán enuréticos, si los dos padres tenían enuresis ,entonces 75% de los hijos tendrán enuresis o Vejigas hiperactivas).

Investigaciones incluso ha revelado un gen específico que, si pasa a la siguiente generación, hace que la enuresis exista a través de los mecanismos descritos anteriormente.

Enuresis y psiquiatría / psicología

Mojar la cama, se cree que no es debido a un problema de aprendizaje o problema psicológico. Puede, sin embargo, puede convertirse en una fuente de problemas si las tensiones y presiones de la enuresis afectan gravemente al niño o su familia. Los niños que tienen enuresis pueden desarrollar miedo a ser descubiertos por sus amigos y pueden sufrir las burlas de sus hermanos. Pueden llegar a ser retraídos y ansiosos.

A los Miembros de la familia, especialmente los padres y tutores, se les pide dar su apoyo y comprensión. Recuerde que el niño en casi todos estos casos no puede controlar directamente lo que está sucediendo. A pesar de que puede tomar más tiempo de lo habitual, los niños que presentan retrasos en su desarrollo, pueden lograr el control de su micción siempre que su función neurológica básica sea normal.

El estrés social, como un nuevo hermano, dormir solo, ir a  una nueva escuela, crisis familiar, un accidente o trauma, probablemente, pueden causar la enuresis en niños con predisposición genética a la enfermedad, pero el mecanismo y las causas de la mojadera, en estos niños es en gran medida similar a la de otros niños que mojan la cama, y el tratamiento también es similar.

Acerca de Ricardo Szemat, urólogo

Médico Cirujano Graduado UCV, Escuela José Maria Vargas, año 1972. Promoción Pifano-Selle Fellow de Urología y Nefrología en el Instituto de Urología en Londres. Postgrado de Urología en el Hospital Necker, París. Universidad Rene Descartes. Profesor J. Cukier. Especialización en Urología de niños. Hospital J.M. De los Rios, Caracas. Coordinador Docente del Postgrado de Urología Hospital Dr. Miguel Pérez Carreño, hasta 1987. Ex. Jefe del Servicio de Urología del Hospital Domingo Luciani. Jubilado Septiembre 2007. Ex-Director del Postgrado de Urología en el Hospital Domingo Luciani. Jubilado septiembre 2007 Jefe del Departamento Quirúrgico en el Hospital Dr. Domingo Luciani. Hasta 2006. Miembro de la Comisión Técnica del Hospital Dr.Domingo Luciani Hasta 1999. Urólogo Consultante del Instituto Medico La Floresta desde hace 26 años. Director y Coordinador de la Unidad y Educación a la Comunidad en Medicina Sexual.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA