Home | Bitácora del día | ¿Qué son las malformaciones arteriovenosas (MAV)?

¿Qué son las malformaciones arteriovenosas (MAV)?

Las malformaciones arteriovenosas (MAV) pueden presentarse clínicamente con convulsiones y hemorragias cerebrales, siendo esta presentación la más temida de todas / Por Leonardo Lustgarten

Las malformaciones arteriovenosas (MAV) son malformaciones vasculares (en general de alto flujo sanguíneo), congénitas y consisten en un entrelazado o  “maraña” de  arterias y venas malformadas en el cerebro.

Se cree que se forman durante el desarrollo fetal y ocurren en menos del 1 % de la población. Pueden ubicarse en cualquier lugar del cerebro o medula espinal.

Las MAVs pueden presentarse clínicamente con convulsiones y hemorragias cerebrales, siendo esta presentación la más temida de todas. Generalmente son sangramientos dentro del tejido (parénquima) cerebral (intraparenquimatosos) pero pueden presentar hemorragia subaracnoidea también.

El sangramiento usualmente cursa con dolor de cabeza y puede o no asociarse con nauseas, vómitos, pérdida de consciencia, convulsiones y algún déficit neurológico motor, rigidez nucal o la combinación de ellos.  El examen clínico neurológico del paciente dependerá de la severidad del sangramiento.

Ante la sospecha clínica de una hemorragia de este tipo, el diagnóstico se realiza a través de una TAC (Tomografía Axial Computarizada) la cual es positiva para confirmar este tipo de sangramiento en prácticamente todos  los casos.

Al igual que con los aneurismas, una vez confirmada la presencia de sangre en el cerebro o espacio subaracnoideo, entonces la fuente del sangramiento debe ser identificada. En estos casos, la RMN cerebral puede aportar información importante sobre la anatomía de la malformación vascular

En general el método diagnóstico estándar definitivo e ideal para diagnosticar lesiones vasculares (aneurismas, malformaciones vasculares, entre otras) es la arteriografía cerebral 4 vasos, en particular por su capacidad tridimensional de visualizar los diferentes vasos arteriales en múltiples proyecciones y fases de inyección de contraste, lo cual permite al neurocirujano determinar la complejidad quirúrgica, vasos en riesgo y planificar abordajes.

Sin embargo,  es un estudio invasivo que requiere de un equipo experimentado, especialista neurorradiólogo intervencionista, el cual no siempre está disponible ni accesible en todas las instituciones.

Bajo determinadas circunstancias, y en particular si hay compromiso de la vida del paciente (como cuando existen hematomas importantes que deben ser drenados quirúrgicamente), la angiotac cerebral con reconstrucción vascular puede proporcionar imágenes suficientemente buenas como para proceder de inmediato sin esperar por una arteriografía cerebral.

Una vez diagnosticada la malformación vascular, el paciente debe ser trasladado a una Unidad de Cuidados Intensivos con experticia en el manejo de estos pacientes con el fin de estabilizar la condición del paciente, tratar los efectos de la hemorragia inicial y determinar tratamiento definitivo temprano, dependiendo de las condiciones del paciente.

Una consideración muy importante para tomar decisiones de tratamiento de estas lesiones  es saber la historia natural del sangramiento.

www.leonardolustgarten.com

    Acerca de Dr. Leonardo Lustgarten

    Médico Cirujano egresado de la Universidad Central de Venezuela. Postgrado de Neurocirugía en el "Hospital Miguel Pérez Carreño". Postgrado de Neurocirugía en el Departamento de Neurocirugía del Hospital Radcliffe Infirmary, Universidad de Oxford, Inglaterra. Fue galardonado por la Sociedad Venezolana de Neurocirugía con el Premio Nacional de Neurocirugía. Actualmente se desempeña como neurocirujano consultante en el Hospital de Clínicas Caracas (HCC) y Centro Médico Docente La Trinidad y neurocirujano y radiocirujano adjunto al Departamento de Radioterapia-Radiocirugía del (HCC).

    Deje su comentario

    Venezuela Colombia USA