Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | “Los jóvenes han perdido el miedo al sida”

[Entrevista] Agustín Muñoz Sanz

“Los jóvenes han perdido el miedo al sida”

Agustín Muñoz Sanz, Jefe del Servicio de Patología Infecciosa del Hospital Universitario Infanta Cristina de Badajoz (España), explica el reto de tratar a los pacientes que han contraído varias enfermedades por vía sexual. ¿En qué consiste la neurosífilis?

couLa sífilis y la hepatitis C son enfermedades que pueden coexistir en pacientes infectados con VIH y dificultar el tratamiento. Agustín Muñoz Sanz, profesor titular de la Universidad de Extremadura (España) y Jefe del Servicio de Patología Infecciosa del Hospital Universitario Infanta Cristina de Badajoz, explica el reto de tratar a los pacientes que han contraído varias enfermedades por vía sexual.

La vía sexual es la categoría de transmisión principal en los nuevos diagnósticos de VIH en España. Gracias a la introducción de los tratamientos antirretrovirales de gran actividad a mediados de la década de los 90, continúa la tendencia descendente de los nuevos casos de sida, la fase avanzada de la infección por VIH.

Sin embargo, el contagio sigue y no se frena. Según las conclusiones del último informe publicado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad en noviembre de 2014, el contagio entre hombres homosexuales está en ascenso. La infección en el contacto heterosexual le sigue después, y muy por debajo, el que ocurre entre usuarios de drogas inyectadas. Se estima que la tasa de personas infectadas por VIH es de 10,3 por 100.000 en 2013.

P: El sida puede tardar en aparecer entre 2 y 15 años tras la infección por VIH según cada persona. Conviene recordar qué se entiende por VIH y sida.

R: El sida es la etapa final de la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana. Este proceso, en nuestro país y en Extremadura, ya no debería verse porque los nuevos tratamientos impiden la evolución del virus y que haya un daño inmunológico. Sin embargo, el problema que vivimos aquí en los años 80 sigue siendo todavía una realidad muy importante en los países no desarrollados.

P: En Europa, ¿la infección por VIH se puede considerar una enfermedad crónica? Se habla mucho de los estudios que se están llevando a cabo para lograr una vacuna, ¿será una realidad en un futuro próximo?

R: Estamos ante una enfermedad que no tiene curación pero sí un tratamiento prolongado. En este sentido, tiene ciertos paralelismos con la diabetes y la hipertensión. En la actualidad hay varias vacunas en investigación. Las vacunas que están en desarrollo avanzado; más que actuar e inmunizar como lo hacen las clásicas, colaboran con los tratamientos y con la propia inmunidad del individuo para controlar la infección y, por esto, se les llama vacunas terapéuticas, aunque parezca un contrasentido. No previenen la adquisición del VIH sino que complementan el tratamiento farmacológico. Lo deseable es evitar la infección y si uno está infectado comenzar la medicación de forma precoz. Hay medicamentos potentes, bien tolerados, e incluso más baratos, que pueden actuar desde el “minuto uno” y evitar el deterioro inmunológico de la persona.

P: A pesar de estas buenas perspectivas, nuevos retos están surgiendo con las infecciones producidas por otros virus además del VIH, en este sentido ¿qué están observando en la evolución reciente de esta patología?

R: Esta enfermedad es tan compleja como el ser humano. Hace 20 años no podíamos imaginar los problemas con el virus de la hepatitis C en pacientes VIH-positivo, ni con una enfermedad como la sífilis. Así, tras un análisis de nuestros propios datos sobre la sífilis y, de manera similar a lo que sucede en el resto de España y en el extranjero, hemos comprobado como ha aumentado la incidencia de infectados entre gente joven menor de 25 años, muchos de ellos universitarios o con formación, activos en las redes sociales, es decir, personas a las que les llega mucha información. En la sífilis estamos detectando afectación neurológica, la neurosífilis, muy precozmente (recién infectados). Esta es una enfermedad que los médicos más jóvenes desconocen y que hemos diagnosticado en el 9,2% de nuestros casos.

P: ¿En qué consiste la neurosífilis?

R: La neurosífilis es la afectación del sistema nervioso central por la bacteria de la sífilis. Son muy numerosos los documentos históricos que en el siglo XIX hacen referencia la famosa demencia sifilítica de grandes pintores, músicos y poetas. Lo que ahora estamos viendo en el hospital son formas precoces, es decir, meningitis linfocitaria aguda, porque el treponema causante de la sífilis, desde el momento en que entra en contacto con la mucosa genital, tiene la habilidad de llegar en muy poco tiempo al sistema nervioso central. Y si no se sospecha, no se diagnostica a tiempo y, por tanto, no se trata de forma correcta.

BITÁCORA MÉDICA

————————————————-

Reproducción parcial de la entrevista titulada “Los jóvenes le han perdido miedo al sida” publicada en el Servicio de Información y Noticias Científicas (SINC). Para lectura completa pulse aquí 

————————————————–

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA