Home | Especialidades médicas | Otros | Dermatología | Los gusanos acelerarían la higiene de heridas grandes

Los gusanos acelerarían la higiene de heridas grandes

Un equipo de Francia observó que los gusanos superan a los bisturís para higienizar heridas grandes que no cicatrizan fácilmente, como la de los diabéticos.

Habitualmente, los médicos eliminan el tejido infectado o muerto con escalpelos o enzimas, un proceso conocido como debridamiento. Pero ese método demanda tiempo y no siempre funciona.

El nuevo estudio fue sobre pacientes con úlceras venosas en las piernas. Durante dos semanas de internación, al azar les aplicaron una terapia con gusanos o la limpieza tradicional con bisturí. Cada grupo incluyó unos 50 pacientes y ellos desconocían qué tratamiento estaban recibiendo.

Los gusanos de la especie Lucilia sericata estaban en bolsas pequeñas, que se les colocaron a los pacientes sobre las heridas. Los gusanos transformaban en líquido el tejido muerto para ingerirlo y degradarlo en los intestinos.

No hubo diferencia entre los grupos en cuanto a sensaciones como dolor o movimientos en la herida tratada, según resumió el equipo de la doctora Anne Dompmartin, del Centro Hospitalario Universitario de Caen en Archives of Dermatology.

A la semana, dos tercios de la superficie de las heridas del grupo tratado con bisturí estaban cubiertos con tejido muerto, lo que interfiere con la curación. En cambio, en los pacientes tratados con los gusanos, sólo el 55 por ciento de la superficie tenía tejido muerto.

Pero esa diferencia se desvaneció a las dos semanas y no hubo diferencia en el cierre de las heridas. “Si el objetivo principal de los médicos y los pacientes es curar las heridas, los gusanos no dan resultado y, por lo tanto, no son una buena opción”, dijo Nicky Cullum, profesora de enfermería de la Universidad de Manchester, Reino Unido. Como ocurrió en nuestro estudio anterior, los gusanos limpian las heridas más rápido que la técnica convencional, pero sin beneficios curativos”.

Mientras que los pacientes franceses sólo tuvieron “dolor leve”, Cullum comentó que los pacientes del estudio a menudo se quejaron de “dolor grave”.

“En la práctica clínica real, los pacientes saben si se está utilizan la técnica con gusanos o no, por lo tanto, el dolor que registramos es lo que de algún modo informarían los pacientes en la práctica cotidiana después de utilizar los gusanos”, indicó. En Estados Unidos, el uso de los gusanos está aprobado desde el 2004, pero varía su disponibilidad.

 El equipo francés y Cullum coincidieron en que los insectos serían útiles en la preparación de las heridas para colocar injertos de piel, aunque Cullum advirtió que esto aún no está aprobado. “Estamos sugiriendo que serían efectivos, pero no lo sabemos”.

Fuente:

  • Archives of Dermatology

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA