Home | Home Destacado | Los avances médicos más importantes en los últimos 25 años

Según un estudio realizado en EE.UU

Los avances médicos más importantes en los últimos 25 años

Una investigación entrevistó a 225 médicos internistas con práctica clínica diaria, sobre los diferentes avances médicos en los últimos 25 años, basados en una lista de 30 innovaciones

Los médicos encuestados en un estudio sobre las innovaciones más importantes de los últimos 25 años,  colocan a las intervenciones para las enfermedades cardiovasculares (angioplastia y bypass) y los equipos de imágenes de alta tecnología como la resonancia magnética (RM), la tomografía computarizada (TAC) y  la mamografía, entre las más importantes.

En el área de farmacia, destacan los inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina (ECA) para el tratamiento de la hipertensión arterial y enfermedades cardiacas; las estatinas, para el tratamiento del colesterol elevado y los inhibidores de la bomba de protones y antagonistas H2, para el tratamiento de la úlcera péptica. En cambio el trasplante de médula ósea y el sildenafilo, el fármaco para el tratamiento de la disfunción eréctil, se encuentran entre los avances menos importantes.

Los doctores Victor R. Fuchs, profesor de la Universidad de Stanford en California y Harold C. Sox, editor de la revista Annals of Internal Medicine, han llevado a cabo un estudio sobre el valor relativo desde el punto de vista de los pacientes, de los diferentes avances médicos en los últimos 25 años, según la opinión de médicos internistas con práctica clínica diaria.

En esta investigación, se entrevistó a 225 médicos internistas de los Estados Unidos acerca de una lista de treinta avances médicos para que seleccionaran de 5 a 7, en función de los perjuicios que hubieran tenido sus pacientes si estos avances no se hubieran producido.

Entre los avances listados se encontraban la cirugía laparoscópica, la ecografía y el bypass de la arteria coronaria. El resultado es una clasificación de los 30 avances en función de la importancia que les han dado los médicos.

Los autores afirman que el estudio puede tener implicaciones para la evaluación del estilo de práctica clínica, para expandir los criterios de evaluación de calidad y para modificar el reparto de fondos para la investigación y el desarrollo.

El hallazgo más sorprendente es que en los primeros lugares de la clasificación se encuentran los avances en ciencias físicas, como la ingeniería, la informática y la física, en lugar de las disciplinas tradicionalmente asociadas don las ciencias biomédicas.

El mayor grado de consenso se alcanzó en el sentido de que los primeros lugares los ocupan los procedimientos diagnósticos y terapéuticos, más que las medicaciones, algo inesperado, dado que los médicos internistas se encuentran inmersos en la práctica clínica de prescripción de tratamientos.

Probablemente esto se deba a que uno de los principales problemas de la medicina actual es la incertidumbre, de manera que se le da especial valor a avances del tipo de los procedimientos diagnósticos que ayudan a despejar esta incertidumbre.

Unos pocos avances han suscitado el mayor desacuerdo o variabilidad en la respuesta: las pruebas y el tratamiento del VIH, la extracción de cataratas y el análisis del cáncer de próstata. Esta variabilidad parece debida al ambiente asistencial en el que se encuentran los médicos internistas: sanidad pública, geriatría, etc.

Las 30 innovaciones se escogieron según la frecuencia con la que aparecían como el principal tema de interés en artículos publicados en las revistas The Journal of the American Medical Association y The New England Journal of Medicine en los últimos 25 años.  Los médicos internistas fueron seleccionados según la extensión y amplitud de su experiencia, prestigio entre sus colegas y participación activa en la práctica clínica diaria. Se excluyó a los que se graduaron después de 1980 así como a los que tenían práctica clínica solamente la mitad de su horario laboral.

Los autores afirmaron que este estudio puede proporcionar un ímpetu para la futura investigación, con el objetivo de que sea el conocimiento de los factores socioeconómicos que contribuyan a la percepción del valor de las innovaciones, para poder  conducir a cambios en la política sanitaria.

Bitácora Médica

Fuente: trasplante.es

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA