Home | Especialidades médicas | Los ahogamientos, segunda causa de mortalidad infantil

Los ahogamientos, segunda causa de mortalidad infantil

Según ha expresado el coordinador del Comité de Prevención de Accidentes y Lesiones de la Asociación Española de Pediatría, el doctor Jordi Pou, la gran mayoría de los ahogamientos se registra en piscinas privadas, muchas de las cuales no cumplen con los requisitos necesarios para garantizar la seguridad de la población más vulnerable.

La principal queja de este doctor se refiere a la ausencia de un vallado alrededor de la piscina, que “garantizaría que ningún niño pudiera acceder al agua sin control de una persona adulta”. Se estima que más del 60 por ciento de las piscinas privadas no cuentan con un sistema de vallado adecuado.

El otro problema tiene que ver con el insuficiente número de socorristas ya que un niño se puede caer al agua sin que nadie se percate. En el 88 por ciento de los casos, los padres o responsables de la seguridad del niño admitieron haber tenido un despiste.

Por ello, el Comité de Prevención de Lesiones ha recomendado enseñar a los pequeños a nadar lo antes posible, extremar la vigilancia de los menores, el uso de flotadores por parte de los niños aunque no se estén bañando e instalar vallas de protección que impidan acceder al menor al recinto sin compañía de adultos.

“Con la adopción de estos consejos lograríamos evitar la elevada mortalidad asociada a los ahogamientos. Un niño que permanece más de cinco minutos en el agua tiene un elevado riesgo de presentar secuelas neurológicas”, subraya el doctor Pou. El Comité espera por otra parte que en los próximos meses se regulen los criterios técnicos y sanitarios de seguridad de las piscinas.

Entre niños más mayores y adolescentes también se produce una tasa considerable de ahogamientos, “inclusive en jóvenes que saben nadar”. Una parte de los mismos se produce por el uso de toboganes y otros por los saltos al borde de la piscina. En mar abierto, son los adolescentes el principal grupo de riesgo, “sobre todo cuando se asocia con el consumo de alcohol”.

Los nuevos deportes, sobre todo acuáticos, también están aumentando cada año las estadísticas de lesiones en los niños. La práctica de windsurfing, las motos acuáticas, las piraguas, los neumáticos u otros instrumentos hinchables o tan sólo el buceo provocan lesiones graves, que incluyen el ahogamiento y lesiones músculo-esqueléticas o medulares importantes.

Fuente: Europa press, publicado el  20 de junio de  2011

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA