Home | Especialidades médicas | Endocrinología y Nutrición | Leche: ¿aliada de la salud?

Se reabre el debate sobre su consumo

Leche: ¿aliada de la salud?

Si bien investigaciones han demostrado que el calcio de la leche puede ayudar a fortalecer los huesos y a prevenir osteoporosis, unos investigadores suecos revelan -después de un estudio de amplio alcance- que la alta ingesta de este alimento puede ser perjudicial para la salud

lecheTomar grandes cantidades de leche podría ser dañino para la salud, según un nuevo estudio realizado en la Universidad de Uppsala, en Suecia.

Investigaciones anteriores han demostrado que el calcio de la leche puede ayudar a fortalecer los huesos y a prevenir la osteoporosis. Esos beneficios -comprobados- para la salud ósea han llevado a las autoridades sanitarias de distintos países a recomendar la leche como parte de una dieta saludable.

Sin embargo, un nuevo estudio encontró que tomar grandes cantidades de leche (tres vasos o más al día) no protegió a los hombres ni a las mujeres contra las fracturas óseas, y se asoció con un riesgo general más alto de presentar problemas serios de salud durante el periodo de estudio.

Pero hay una aclaración de los investigadores: dijeron que las conclusiones y asociaciones del trabajo deberían interpretarse con precaución.

¿Qué resultados concretos arrojó el estudio? Las mujeres que bebían tres vasos de leche o más al día tenían un riesgo de casi el doble de enfermedades cardiovasculares, y un riesgo 44 por ciento más alto de cáncer, que las mujeres que bebían menos de un vaso al día, según publicó la revista BMJ.

El riesgo general de alteraciones considerables a la salud de los hombres aumentó en aproximadamente un 10 por ciento cuando bebieron tres o más vasos de leche al día.

“Reduciré mi consumo”

mi“Los hallazgos del estudio han sido, para mí mismo, lo suficientemente fuertes como para reducir mi consumo de leche”, dijo el autor principal, Karl Michaelsson, profesor del departamento de ciencias quirúrgicas de la Universidad de Uppsala (Suecia).

Contraste a los resultados

Aun así, los hallazgos solamente sugieren una asociación y no un vínculo directo, dijo Mary Schooling, profesora en la Facultad de Salud Pública de la Universidad de la Ciudad de Nueva York, que escribió un editorial publicado junto con el estudio.

“No podemos extraer conclusiones a estas alturas”, dijo Schooling en sus comentarios. “Necesitamos un estudio con personas que genéticamente puedan y no puedan digerir la leche con facilidad, y comparar si los que pueden digerir la leche presentan una diferencia en cuanto a las enfermedades cardiovasculares, la muerte y las fracturas en relación con los que no pueden digerirla”, agregó la investigadora.

Datos claves sobre metodología del estudio

El trabajo contó con más de 61,000 mujeres y 45,000 hombres en Suecia que previamente rellenaron unos formularios dietéticos para otros proyectos de investigación, las mujeres a finales de los 80 y los hombres en 1997. Todos tenían más de 39 años de edad.

Los investigadores compararon sus hábitos de consumo de leche con los datos sobre la salud de las autoridades suecas, para ver si el consumo de leche podría estar vinculado con el riesgo de muerte o de problemas para la salud.

Comentarios adicicionales de expertos

Aunque son interesantes, estos hallazgos son demasiado preliminares como para garantizar un cambio en las directrices nutricionales, señaló Isabel Maples, dietista registrada de Haymarket, Virginia, y vocera de la Academia de Nutrición y Dietética (Academy of Nutrition and Dietetics).

BITÁCORA MÉDICA con información de MedlinePlus

 

 

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA