Home | Bitácora del día | Lesiones cutáneas del lupus eritematoso

Lesiones cutáneas del lupus eritematoso

El LE tiene una expresión clínica heterogénea a la manera de un espectro, que puede tener, en un polo, a pacientes únicamente con lesiones cutáneas y, en el otro, a pacientes con afectación multisistémica que puede o no incluir lesiones en la piel / Por Elda Giansante

El lupus eritematoso (LE) es una enfermedad autoinmune, inflamatoria, crónica y recidivante, producida por la activación de linfocitos B y resultante de factores genéticos, ambientales y hormonales.

El LE tiene una expresión clínica heterogénea a la manera de un espectro, que puede tener, en un polo, a pacientes únicamente con lesiones cutáneas y, en el otro, a pacientes con afectación multisistémica que puede o no incluir lesiones en la piel.

Se presenta con una prevalencia de 40 por 1000 habitantes y generalmente es más frecuente en mujeres entre los 20 a 40 años. Sin embargo, otro pico de incidencia se puede presentar en el adulto mayor, y siempre debemos considerar la posibilidad de un lupus inducido por fármacos.

En cuanto a la etiología es multifactorial, pero se admite que es un trastorno de los mecanismos de inmunoregulación con fuerte base genética, influencia hormonal y una serie de factores exógenos entre los que se incluye: virus, bacterias, radiaciones ultravioleta y fármacos.

Debemos resaltar que las radiaciones ultravioletas -en cualquiera de sus espectros- puede alterar el ADN en pacientes con predisposición genética, desencadenando una cascada de fenómenos inflamatorios.

Las lesiones cutáneas del lupus eritematoso pueden ser clasificadas en tres grandes tipos:

1.- Lupus eritematoso cutáneo crónico: las lesiones generalmente pueden o no estar localizadas en áreas expuestas al sol y cuando curan dejan cicatriz.

2.- Lupus eritematoso cutáneo subagudo: las lesiones se localizan regularmente en áreas expuestas al sol, curan sin dejar cicatriz, aunque pueden generar hipo o hiperpigmentación residual. En casos excepcionales, pueden dejar máculas sin color denominadas acrómicas, tipo vitíligo.

3.- Lupus eritematoso cutáneo agudo: las lesiones pueden manifestarse en la piel como un eritema malar, o bien como un rash maculo papular en áreas fotoexpuestas. Desde el punto de vista sistémico o visceral  más frecuentemente presenta afectación articular, aunque puede tener alteraciones hematológicas, neurológicas, renales, seroinmunológicas, en mucosas  y  serosas.

Es importante recordar que para hacer el diagnóstico de un lupus eritematoso sistémico es necesario que el paciente tenga presente cuatro o más criterios de la Asociación Americana de Reumatología.

Debido a la afectación de varios órganos y sistemas, esta enfermedad debe ser tratada por un equipo multidisciplinario, con la finalidad de poder otorgar un tratamiento adecuado de acuerdo al compromiso que presente.

El dermatólogo es pieza fundamental en el manejo de ésta patología porque en un alto porcentaje las lesiones cutáneas y en mucosas pueden ser el único síntoma o la manifestación inicial.

Acerca de Dra. Elda Giansante

Dermatólogo, egresada del Hospital Universitario de Caracas, Universidad Central de Venezuela (UCV). Es docente de pre y postgrado del servicio de Dermatología del Hospital Universitario de Caracas. Universidad Central de Venezuela. Coordinadora de la consulta de enfermedades del tejido conectivo. Fue presidente de la Sociedad Venezolana de Dermatología y Cirugía Dermatológica (periodos 2008-2010 y 2010-2012) .Delegada del Colegio Iberolatinoamericano de Dermatología , CILAD por Venezuela (2008 – 2012) . Directora de Acreditaciones y Certificaciones del CILAD (2012-2016). Ex- Presidente de la Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas. Miembro Honorario de las Sociedades Venezolanas de Medicina Familiar y Salud Pública. Socio Correspondiente de las Sociedades Dermatológicas de Paraguay, Bolivia, Panamá y Perú.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA