Home | Especialidades médicas | Las dianas moleculares han llegado al tratamiento de los melanomas

Las dianas moleculares han llegado al tratamiento de los melanomas

Primero fue la mama; le siguieron el pulmón y el colon. Ahora los tumores cutáneos se han incorporado a la determinación de dianas terapéuticas hacia las que dirigir los anticuerpos monoclonales, que elevan la supervivencia en melanoma avanzado, según indican los últimos ensayos clínicos que se están realizando

Las dianas terapéuticas han llegado al melanoma. “Es el futuro o casi ya el presente”, según explicó ayer José Luis Rodríguez Peralto, jefe del Servicio de Anatomía Patológica del Hospital 12 de Octubre, de Madrid, que participó en el Simposio Internacional de Avances Científicos en el Diagnóstico y Tratamiento del Cáncer de Piel, coordinado por Ricardo Ruiz, de la Unidad de Dermatología de la Clínica Ruber, de Madrid, y Carlos Guillén, del Servicio de Dermatología del Instituto Valenciano de Oncología, que se ha celebrado en la Fundación Ramón Areces, de Madrid.

Se conoce que hay dos receptores presentes en ciertos tumores de piel: el B-raf y el C-kit. El primero se manifiesta en pacientes con melanoma metastásico localizado en el tronco, no en la cara, mientras que el C-kit es más común en melanomas de la mucosa y “es más complicado detectarlo, puesto que se han descrito más mutaciones, por lo que hay que hacer una PCR y mutación”.

Guillén y Ruiz se han referido a los ensayos clínicos que hay en marcha con el anticuerpo monoclonal ipilimumab, desarrollado por Bristol-Myers Squibb, para melanoma avanzado, que se administra por vía intravenosa tras la cirugía. No es curativo, “aumenta la supervivencia”, apuntó Ruiz, y destacó que se trata del primer fármaco en quince años aprobado por la FDA para el tratamiento del melanoma.

Guillén se refirió a los tumores cutáneos que aparecen en los trasplantados. Se trata de un problema importante derivado del tratamiento inmunosupresor. Es necesario por eso establecer tratamientos preventivos y parece ser que la terapia fotodinámica puede ser una buena opción para prevenir el epitelioma.

Tanto Guillén como Ruiz han incidido en la prevención, ya que las radiaciones ultravioletas son un cancerígeno de máximo grado, tal y como estableció en 2009 la Organización Mundial de la Salud. El 90 por ciento de los cánceres cutáneos se localizan en las zonas expuestas a la radiación ultravioleta, sobre todo si esa exposición es aguda e intermitente.

Fuente: Diario médico, publicado el 03 de junio de 2011

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA