Home | Sin categoría | LA SOBERBIA, EL EGOISMO, LA ENVIDIA, EL RESENTIMIENTO

LA SOBERBIA, EL EGOISMO, LA ENVIDIA, EL RESENTIMIENTO

Todos ellos tienen en común la desafortunada capacidad de exaltar en quienes la experimentan un sentimiento de desazón muy peculiar y la sensación de que tienen lugar sin paliativos. Como si de momento ocurriesen sin necesidad ni conveniencia de un arreglo.

Sin duda triste y a veces fatídica condición para quienes se ven inmersos en tales circunstancias. La soberbia crea en el interlocutor una sensación de pérdida del equilibrio basada en el rechazo. Pocos amigos deben tener aquellos con la impronta de soberbia como rasgo esencial de su personalidad.

En el egoísta ocurre otro tanto, su incapacidad de compartir con el prójimo le aísla hasta extremos difíciles de tolerar, al tiempo que se va complicando en el empeño de ir atesorando sin límite alguno y así alcanzar la convicción de que tienen más en proporción inversa a los que tienen menos.

El resentimiento sea probablemente la más leve y llevadera de estas des virtudes, ya que, en teoría llega a ser superable, pactando con el causante de tan amarga situación. Es una lástima que los seres humanos hayan sido diseñados con estas condiciones, que no son con mucho las únicas que afectan nuestra manera de ser, y que lamentablemente endurecen a nuestro
espíritu.

Una situación lastimosa y en ocasiones de muy difícil arreglo.

Autor: Pedro J. Grases 

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA