Home | Bitácora del día | La sexualidad masculina en la tercera edad

La sexualidad masculina en la tercera edad

Un estudio realizado en Australia analizó la actividad sexual, la preferencia, el deseo y la satisfacción sexual en una cohorte de hombres de 75 a 95 años de edad | Por: Leopoldo Briceño, cirujano pediatra y docente

oldHoy día quisiera comentar un tema que cada vez me resulta más interesante a medida que envejezco: la actividad sexual en los hombres ancianos. Tema que fue objeto de estudio en Australia.

Originalmente este trabajo se denominó el HIMS (Estudio de la Salud en los Hombres) y en él se analizó la actividad sexual, la preferencia, el deseo y la satisfacción sexual en una cohorte de hombres de 75 a 95 años de edad. Este es un campo que realmente ni siquiera se ha analizado.

Se había supuesto hasta los informes de Alfred Kinsey (pionero de la investigación sexual), de que cuando se llegaba a esa edad, en realidad no le preocupaba a uno eso y que no era importante. Sin embargo, no se había analizado (no sé si se hayan realizado estudios similares en las mujeres).

El estudio incluyó aproximadamente 3.200 hombres de entre 75 y 95 años de edad, quienes fueron evaluados con cuestionarios. Alrededor de 40% tenían entre 75 y 79 años, 40% entre 80 y 84, cerca de 20% entre 84 y 89 años y casi 10% del grupo (alrededor de 300 hombres) tenían entre 90 y 95 años. ¿Por qué no analizaron a las personas mayores de 95 años? No estoy seguro, pero este es uno de los segmentos de mayor crecimiento en la población.

Lo que descubrieron fue algo interesante y un poco sorprendente: los hombres que tenían actividades sexuales por lo menos una vez al año tendían a estar satisfechos, por lo general les resultaban satisfactorias y tenían la tendencia a considerarlas como algo que esperaban. Muy pocos hombres no estaban interesados.

Las características que determinaron si eran o no eran sexualmente activos, como cabía esperar, tenían que ver con el contar con una pareja que viviese con ellos y si ellos y sus parejas estaban sanos.

Resulta que los australianos que no hablaban inglés tenían más posibilidades de tener actividad sexual que los que hablaban inglés. No sé cómo interpretar exactamente esto, pero es uno de los hallazgos. Y el ser sano sin tener una comorbilidad activa también era muy importante.

Así mismo, analizaron los fármacos que los hombres tomaban. Resultó que los únicos fármacos que parecían reducir la actividad sexual eran los beta-bloqueantes, lo cual no nos sorprende. No hubo ninguna repercusión de los diuréticos, los cuales pensamos que producen disfunción sexual y al parecer no la produjeron.

Los antidepresivos se relacionaron con una tasa de interés sexual, pero esto puede haber sido sólo un indicador de que las personas estaban deprimidas y es por eso que estaban tomando antidepresivos.

La frecuencia de la actividad sexual disminuyó por lo menos un 50% a un 60% con el tiempo, pero aun entre las personas de 90 años, había interés en la frecuencia. Y estos individuos tenían entre una y, en un caso, 40 parejas.

Así que ahora mismo, el mensaje fundamental de esto es que tenemos que instruir a los hombres ancianos sobre los posibles problemas de los fármacos que les estamos prescribiendo y el hecho de que pueden tener actividades sexuales si les interesa.

Comentario

El estudio es grande (3.200 hombres) parece influir mucho las drogas que toman antihipertensivos, betabloqueantes y diuréticos son mencionados. La actividad disminuyó con la edad y la parte final es cierta: explicarle a los ancianos que a pesar de estar medicados pueden tener sexo si lo desean.

 

Acerca de Leopoldo Briceño

Cirujano pediatra, Doctor en Ciencias Médicas y Profesor Universitario de la Universidad Central de Venezuela. Fundador de la Sociedad Venezolana de Cirugía Pediátrica y de la Asociación Venezolana de Cirugía Pediátrica. Pertenece a la Sociedad Venezolana de Cirugía, de Puericultura y Pediatría, entre otras. Miembro #12 de la Academia Nacional de Medicina de Venezuela, Correspondiente Nacional e Individuo de Número Sillón VIII. Coautor en 13 libros y publicó los libros: "Cirugía Pediátrica", "Minibiografías de médicos venezolanos" y "Papeles de cinegética".

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA