Home | Especialidades médicas | La psicología en el servicio de cuidados paliativos

Revista Enseñanza e Investigación en Psicología

La psicología en el servicio de cuidados paliativos

Los cuidados paliativos encierran una gran promesa de valores científicos y éticos, y no deben ser considerados un lujo sino una forma más solidaria de afrontar el natural advenimiento de la muerte

Los primeros servicios de cuidados paliativos aparecen en Inglaterra hacia finales del siglo pasado. El éxito que se obtiene en el mejoramiento de la calidad de vida en los pacientes terminales provoca que estas experiencias sean seguidas por los demás países europeos y los Estados Unidos.

En México, el tratamiento del dolor como clínica inició el 2 de junio de 1972 en el Instituto Nacional de la Nutrición, y posteriormente han surgido otras más, como las clínicas del Hospital General de México y del Instituto Nacional de Cancerología, que fueron las primeras reconocidas en el país, y cuentan además con programas en especialización en dolor con duración de un año (Hernández, s/f).

Los países desarrollados han tenido un progreso admirable en lo que se refiere a los cuidados paliativos. Se le reconoce a México el interés y desarrollo en esta materia; sin embargo, no ha sido hasta hoy una prioridad en las políticas de desarrollo de la atención a la salud.

En efecto, se carece de infraestructura para la atención de los enfermos terminales y no existen recursos para la formación del personal de servicio, a pesar de que enfermedades terminales como el cáncer son la segunda causa de mortalidad en el país y que los expertos pronostican que será la principal en un futuro cercano.

Los cuidados paliativos representan una medicina más interesada en el paciente y en la familia como un todo que en la enfermedad en sí; son una buena solución a las complejas situaciones de la terminalidad y una excelente alternativa del costoso encarnizamiento terapéutico y del abandono, actitudes que conviene prevenir.

Los cuidados paliativos encierran una gran promesa de valores científicos y éticos, y no deben ser considerados un lujo sino una forma más solidaria de afrontar el natural advenimiento de la muerte (Astudillo y Mendinueta, 1995). En México, pese a que 60% de los enfermos de cáncer requiere cuidados paliativos, la tasa de atención no se eleva a más de 20%.

No obstante, debe reconocerse que el desarrollo de la atención médica en los cuidados paliativos se ha convertido más en una clínica del dolor, muy importante y necesaria, pero ha descuidado los aspectos psiquiátricos y psicológicos en lo que concierne el acompañamiento de los enfermos terminales en su proceso de muerte, el tratamiento de las familias, la prevención de las secuelas que puede dejar la pérdida de un miembro por enfermedades tales como el cáncer, y las vivencias y acercamiento a la muerte por parte del equipo médico, más reacio a hablar de estos.

___________

[Autores] Verónica Barrera Tello (Universidad Autónoma Metropolitana. México), Roberto Manero Brito (Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana. Xochimilco, México)

Título original: Aspectos psicológicos en el servicio de cuidados paliativos

Fragmentos extraídos de la revista Enseñanza e Investigación en Psicología. Texto original y referencias bibliográficas: http://www.redalyc.org/articuloBasic.oa?id=29212209

_____________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA