Home | Especialidades médicas | Endocrinología y Nutrición | La prevención de la obesidad infantil empieza en casa

La prevención de la obesidad infantil empieza en casa

Una investigación publicada en British Medical Journal, señala que la obesidad y el sobrepeso infantil se pueden prevenir a través de la educación y los padres deben ser el ejemplo para llevar una alimentación adecuada y practicar algún ejercicio físico.

Un estudio publicado en British Medical Journal, sugiere que una vía para prevenir la obesidad y el sobrepeso infantil es que los padres sigan una alimentación adecuada y desarrollen algún tipo de ejercicio físico.

La obesidad infantil es un grave problema de salud que afecta a más de 43 millones de niños en edad preescolar en todo el mundo (6,7%) –además- son muchos los estudios que han demostrado que un niño obeso puede tener problemas de salud a largo plazo.

Los factores más comunes que contribuyen a la obesidad infantil son los métodos de alimentación en los niños (cuando comienzan a comer sólidos) y la cantidad de televisión que ven (la recomendación de 2 a 5 años de edad es no excederse de 60 minutos por día).

La educación es primordial

Los investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Sydney , Australia, creen que la mejor manera de abortar este problema es a través de la educación.  Realizaron un trabajo  sobre 667 madres primerizas y sus bebés, que se basó en una intervención durante el período prenatal y después del nacimiento (1, 3, 5, 9, 12, 18 y 24 meses), en la que se informaban sobre las dietas más saludables y la importancia del ejercicio físico. Los investigadores valoraron el índice de masa corporal (IMC) de los niños, sus hábitos alimenticios y el tiempo que pasaban viendo la televisión.

Algunos mensajes clave que recibieron las madres: la importancia de dar el pecho, no administrar alimentos sólidos antes de los seis meses -para los niños-  y comer una variedad de frutas y verduras todos los días y solo beber agua, para las madres.

El estudio confirma que los primeros años de desarrollo de un niño son cruciales para sentar las bases para un aprendizaje permanente de su comportamiento alimenticio y sus resultados de salud. Los autores concluyen que los resultados son muy alentadores ya que el estudio muestra que el inicio precoz del sobrepeso y obesidad infantil requiere de programas de promoción de la salud precoces y que éstos deben enfocarse en la familia.

Bitácora Médica

Fuente: ABC.es

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA