Home | Especialidades médicas | Cardiología | La obesidad en la niñez podría generar problemas cardíacos en la adultez

La obesidad en la niñez podría generar problemas cardíacos en la adultez

Los hallazgos de un estudio británico señalan que los infantes desarrollan algunos factores de riesgo como la presión arterial y los niveles de colesterol más altos

Una revisión realizada por investigadores británicos, señala que los niños obesos parecen desarrollar riesgos de enfermedad cardíaca que generalmente no se observan hasta la adultez, lo que pone su salud en peligro mientras crecen.

Los factores de riesgo, que incluyen hipertensión, colesterol alto, niveles altos de glucemia y un engrosamiento del músculo cardiaco, pueden fomentar el riesgo de enfermedad cardiaca en hasta 40 por ciento, según el estudio.

Claire Friedemann, investigadora del departamento de ciencias de atención primaria de la salud de la Universidad de Oxford,  enfatizó que se deben tomar medidas contra la obesidad infantil a la edad más temprana posible. La especialista agregó que se ha demostrado que la obesidad no solo se trata de la apariencia, sino que podría tener un efecto duradero sobre la salud de un niño y si no se afronta el problema por completo, se perderían los avances que se han logrado en el tratamiento de la enfermedad cardiaca en los últimos años.

El doctor Gregg Fonarow, profesor de cardiología de la Universidad de California, en Los Ángeles, y vocero de la American Heart Association, añadió que la obesidad se asocia con muchos factores de riesgo cardiovascular, y entre los adultos contribuye a la diabetes, a la enfermedad cardiovascular prematura y a la muerte.

Fonarow señaló que estos hallazgos sugieren que ser obeso en la niñez empeora significativamente los factores de riesgo cardiovascular y que las consecuencias adversas de salud podrían ser incluso mayores de lo que se pensaba, por esto se necesitan esfuerzos globales sustanciales para abordar la obesidad infantil.

El equipo  analizó 63 estudios que medían el peso y el riesgo de enfermedad cardiovascular en niños y adolescentes de 5 a 15 años. En total, los estudios incluyeron a más de 49,000 niños y se realizaron en países altamente desarrollados.

En el análisis, los investigadores hallaron que, en comparación con los niños de peso normal, los niños obesos tenían una presión arterial, colesterol y niveles de glucemia significativamente más elevados, además de unos músculos cardiacos más gruesos. Los investigadores advirtieron que esos factores de riesgo pueden aumentar el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular en 30 a 40 por ciento cuando estos niños lleguen a la adultez. Los niños con sobrepeso también tenían una presión arterial más elevada, pero menos que los obesos.

Feiedmann aseguró que aunque el tamaño del efecto que la obesidad tiene sobre la salud cardíaca de los niños es preocupante, la buena noticia es que todos se pueden mejorar a través de una dieta sana y del ejercicio, porque es más fácil que estos hábitos comiencen en la niñez y perduren en la adultez.

Bitácora Médica

Fuente: Medline Plus

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA