Home | Bitácora del día | La nanotecnología y sus aplicaciones en la dermatología

La nanotecnología y sus aplicaciones en la dermatología

Productos de consumo como protectores solares, champús y cosméticos han mejorado. Por ejemplo, los protectores solares hechos con micropartículas de titanio, las cuales son unas mil veces mayores que las nanopartículas, requieren de un vehículo graso y dejan un residuo calcáreo al aplicarse a la piel

La nanotecnología nos acerca cada día más a un sueño en medicina. El uso de nanopartículas, tan pequeñas que se encuentran en una escala atómica o molecular, permitirá utilizar pequeños robots capaces de transportar medicamentos a células enfermas o drogas letales a microorganismos invasores.

La idea de la nanotecnología comenzó en los 50s con el físico Richard Feynman, quien propuso el desarrollo de máquinas capaces de reproducir pequeñas copias de sí mismo. En los 70s, K. Eric Drexler generó modelos computacionales de las propuestas de Feyman, creando nanomáquinas constituidas por poleas, engranajes y tornillos, los cuales se ensamblaban por sí mismo gracias a su carga o polaridad.

Drexler fue el primero en observar que la materia tiene propiedades particulares cuando se encuentra en la escala nano. Así, cuando la materia se empequeñece entra en las leyes de escalamiento. Estas influyen a las leyes básicas del movimiento  y a la física Newtoniana. Por ejemplo, cuando los brazos de palanca son más pequeños, giran más rápidamente, y cuando son incorporados a los motores, estos pueden generar más energía.

Los últimos años han sido de grandes avances para la nanotecnología y algunas de sus aplicaciones han beneficiado a la dermatología. Productos de consumo como protectores solares, champús y cosméticos han mejorado. Por ejemplo, los protectores solares hechos con micropartículas de titanio, las cuales son unas mil veces mayores que las nanopartículas, requieren de un vehículo graso y dejan un residuo calcáreo al aplicarse a la piel.

Las nanopartículas de titanio se disuelven fácilmente en vehículos acuosos y no dejan residuos en piel. Además, las nanopartículas aumentan la capacidad física del bloqueo al lograr una distribución más homogénea del protector solar.

En relación con el diagnóstico, seguimiento y tratamiento de enfermedades cutáneas, los experimentos se encuentran en etapas iniciales pero existen muy buenas expectativas para el futuro.  Tan es así que en el marco de la reunión anual de la Academia Americana de Dermatología del 2010, se creó la Sociedad de Nanodermatología (NDS).  Esta sociedad está compuesta por médicos, dermatólogos, físicos, químicos, biólogos, creadores de políticas, abogados, nanotecnólogos y estudiantes de nanotecnología.

En marzo de 2012, en el marco de la reunión de la Academia en San Diego, California, realizaron la Segunda Conferencia Internacional de la NDS.  La Conferencia versó sobre temas como fotoprotección, aplicación de medicamentos con la nano-aguja, penetración de los nanomateriales, encapsulación de medicamentos contra el acné, nanopartículas conjugadas a siARN (ARN pequeño de interferencia o ARN de silenciamiento) para el tratamiento de enfermedades de la piel.

La nanotecnología estará involucrada en cada una de las actividades de los seres humanos. Desarrollos ya se están realizando en áreas, tales como: almacenamiento, producción y conversión de energía;  Producción agrícola; Sistemas de administración de fármacos; Procesamiento de alimentos; Monitorización de la salud; Detección y control de plagas; Control de desnutrición en lugares pobres.

Acerca de Dr. Félix Tapia

Biólogo de la Universidad Concordia (Canadá), con estudios de Inmunología en la Universidad de Londres (Inglaterra). Ha publicado alrededor de 100 artículos científicos en revistas especializadas. Fue secretario de Actas y de Organización y vicepresidente de la Sociedad Parasitológica Venezolana. Además, fue fundador del Club de Inmunología Experimental, presidió la Asociación Venezolana para el Avance de la Ciencia (Asovac) y recibió el Premio Fundación Empresas Polar “Lorenzo Mendoza Fleury” (2005). Miembro del comité editorial de la revista Immunobiology, hoy es jefe del Laboratorio de Biología Molecular y gerente coordinador del Consejo de Desarrollo Científico y Humanístico de la UCV.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA