Home | Bitácora del día | La influencia de los amigos en el consumo de drogas

La influencia de los amigos en el consumo de drogas

La influencia del grupo sobre la conducta individual adquiere especial importancia en la adolescencia. El joven en proceso de definir su identidad personal y sexual intenta parecerse al grupo al que desea pertenecer | Por: Pedro Delgado

El medio social tiene una influencia importante sobre la conducta de cualquier persona. La necesidad de pertenencia grupal nos hace asumir conductas parecidas a los demás como una forma de sentirnos parte del grupo. Un ejemplo típico son las modas en el vestir.

La influencia del grupo sobre la conducta individual adquiere especial importancia en la adolescencia. El joven en  proceso de definir su identidad personal y sexual intenta parecerse al grupo al que desea pertenecer. Esto hace al adolescente particularmente susceptible a influencias positivas y negativas que moldean su conducta.

Es durante la adolescencia, que los jóvenes entran en contacto por primera vez con el uso de sustancias lícitas como el alcohol o el cigarrillo, y cuando tienen el mayor riesgo del uso de sustancias ilícitas como una manera de mostrar que ya son adultos, y que pueden tomar sus propias decisiones. Esta conducta de consumo de sustancias puede convertirse a veces  en un elemento central de la vida del grupo y en un valor.

Las conductas ligadas al uso de sustancias son en las que los adolescentes tienden a parecerse más. Cuando consumir sustancias es un valor predominante en un grupo, existe una presión grupal explícita o implícita para que todos los miembros consuman como muestra de pertenencia. Esto puede llegar a ser un requisito indispensable para ser un miembro apreciado y reconocido. Incluso, existen los  ritos de iniciación donde el uso de  sustancias es parte esencial del protocolo de incorporación de un nuevo miembro, tal como ocurre en tribus indígenas. Por ejemplo, no es infrecuente encontrar que un adolescente que desea ingresar a un grupo le exijan que ingiera licor hasta la ebriedad para mostrar su “hombría”,  y su lealtad con el grupo. Solo aquellos que tienen una personalidad muy definida o fuerte son capaces de resistir esta presión. La mayoría sucumbe a ella, porque si no lo hace, se expone a la burla o al desprecio.

Se ha demostrado en investigaciones psicosociales realizadas en grupos de jóvenes que uno de los factores de riesgo para que una persona se inicie en el consumo de  una sustancia riesgosa o dañina a su salud, lo constituye la pertenencia a un grupo social donde la mayoría del grupo la consume. De manera explícita o implícita, el grupo presiona a sus integrantes para que consuman.

El joven que no consume sustancias, pero que forma parte de un grupo donde abusar es la norma, está en alto riesgo para iniciarse en el consumo.  Investigadores han demostrado la influencia del grupo de amigos en el inicio y la continuación del uso de drogas lícitas como el alcohol o el cigarrillo o ilícitas como la marihuana o la cocaína  fundamental. Por eso una de las estrategias de prevención del consumo de drogas se centra en el cambio de valores de los grupos de jovenes frente al consumo de drogas.

Si usted observa que un joven está en una situación de riesgo como la reseñada, debe buscar asesoría especializada.

Fundación HUMANA

www.fundacionhumana.org

Twitter : @fundacionhumana

Facebook: fundacionhumana

Correo: [email protected]

——————————-

Contenido relacionado

Variables del consumo de drogas

Prevención en las escuelas

Acerca de Pedro Delgado, psiquiatra

Médico graduado en la Universidad Central de Venezuela (UCV, 1971) con postgrado en Psiquiatría de la misma universidad. Se desempeñó como Profesor de la Facultad de Medicina en la Cátedra de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas de la UCV, por 29 años donde realizó labores de docencia e investigación en el pregrado de Medicina y el Postgrado de Psiquiatría. Coordinó el Postgrado de Psiquiatría del Hospital Universitario de Caracas durante 5 años. Realizó un Fellowship en Abuso de Sustancias en Johns Hopkins University. Fue Profesor invitado del Departamento de Psicología en la Universidad de Evansville, Indiana en EEUU. En 2001 recibió el Premio de Medicina "Luis Razzetti" de la Federación Médica Venezolana en conjunto con varios autores por la publicación de un libro sobre educación psiquiátrica para médicos. Ha trabajado en la consulta privada (como psiquiatra) durante 38 años. Es, además, Presidente de Fundación Humana, una organización sin fines de lucro que se dedica a desarrollar programas de tratamiento y prevención en salud mental y dirige la unidad de Trastornos Adictivos de la Fundación.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA