Home | Especialidades médicas | Endocrinología y Nutrición | La importancia de la nutrición en la infancia

La importancia de la nutrición en la infancia

La relación entre crecimiento y nutrición supone la interacción extremadamente compleja entre muchos factores: genéticos, raciales, medioambientales, culturales y socioeconómicos

La adecuada nutrición materno-infantil es uno de los factores condicionantes para el logro del potencial de crecimiento y desarrollo en el ser humano.

La desnutrición materno-infantil contribuye en más de un tercio de la mortalidad infantil y más de 10% de la carga global de enfermedad.

El crecimiento  durante la infancia es un indicador principal en la salud de un niño, y su evolución desde el momento de la concepción hasta el final de la adolescencia tiene consecuencias en cada una de las etapas fisiológicas de la vida.

La relación entre crecimiento y nutrición supone la interacción extremadamente compleja entre muchos factores: genéticos, raciales, medioambientales, culturales y socioeconómicos.

La globalización de patrones alimentarios y de actividad física ha modificado el mapa mundial de la malnutrición. En la Región de las Américas, los problemas de desnutrición coexisten cada vez más con problemas de sobrealimentación.

La desnutrición afecta básicamente a los lactantes y los niños menores de 2 años y se manifiesta como retraso del crecimiento y anemia. El sobrepeso y la obesidad se están convirtiendo en problemas crecientes que contribuyen a la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes de tipo II entre los adultos.

El conocimiento en Nutrición Infantil debe transformarse en acciones prioritarias de salud pública  acordes a estos cambios de la Nutrición Infantil del Siglo XXI.

Los Pediatras, Obstetras, Médicos de Familia, Epidemiólogos, en conjunto deben demostrar a través de investigaciones de campo y clínicas las distintas fases de esta transición nutricional.

Para lograr cumplir el objetivo del milenio 4 (reducir la mortalidad infantil) y  5 (mejorar la salud materna y en el embarazo) se deben:

• Identificar las deficiencias de cobertura  y calidad en toda la continuidad de la atención de la salud de la madre, el recién nacido y el niño.

• Mejorar la provisión de intervenciones y soluciones esenciales.

• Identificar las desigualdades en  el acceso a la asistencia médica.

• Aumentar la adjudicación de recursos a los servicios de salud materna, neonatal e infantil, asegurando que las intervenciones y programas dispongan de una financiación adecuada.

Autor: Liliana Trifone, miembro de la Sociedad Argentina de Nutrición

Fragmentos extraídos de la revista Actualización en Nutrición de la Sociedad Argentina de Nutrición. Lectura de texto completo: http://www.revistasan.org.ar/buscador.php?t=3&IdRevista=23#

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA