Home | Áreas de salud | Otros | La Esencia de Vivir | La Esencia de Vivir – Capítulo 11

La Esencia de Vivir – Capítulo 11

Determinantes para Cambiar de Rumbo

—Bueno mi vida—, volvemos a lo mismo de siempre,  —tu posición antinacionalista inflexible y en consecuencia tu rechazo a la imposición del catalán como lengua vehicular,  te hace sufrir innecesariamente.

—Admito que tienes razón, —suspiró Magali— pero es que no puedo superarlo. Considero inexcusable que pueda haber gente que crea en la conveniencia de separarse del resto de España, cuando lo que hace grande al país es la suma de su diversidad. Ahora bien, ese es un tópico que no voy a ser yo la que pueda cambiarlo. Lo reconozco.

—Es lo que te he dicho siempre, —insistió Juanjo—. ¿Tú crees que a estas alturas vas a convencer al que ya está convencido y con sentimientos tan auténticos como el tuyo, que se enseñen ambos idiomas por igual?

—¿Tú te imaginas, Magali insiste,  lo que significará para Cataluña dentro de unos años, encontrarse con una población joven con la necesidad de competir y con un idioma español menguado por razones obvias? Para colmo con conocimientos de la historia de España distorsionados por un discurso manipulado para priorizar lo que ha acontecido en el “País Catalán”. Como ves ya se habla de País, de la misma forma que lo han logrado los vascos. Cuando un destacado presidente del principal partido político de la Comunidad, insistía, y aún lo hace, en “el fet diferencial català”, lo expresa con la convicción plena de que es cierto. Claro está, que al afirmar que los catalanes son diferentes, lo recalca con la intención de señalar que son superiores al resto, de lo contrario no lo diría. Para colmo, utiliza esta distinción para justificar el reclamo de prebendas o de otras delicias que casi todas tienen que ver con mayor poder, mayor capacidad de decisión, mayor presupuesto, independencia de la justicia, y otros tantos temas cruciales.

—Yo diría que después de reflexionar a fondo sobre todo ello, tendremos que plantearnos una mudanza, un cambio de hábitat, buscando nuevos horizontes. Hay que tomar en cuenta que ya estás retirado, que no contamos con los ingresos de antes. lo cual nos obliga a cambiar el ritmo cotidiano.

No te creas Magali, todo eso influye; es una variable que se suma a otras circunstancias que escapan a nuestro control. Yo mismo, como has dicho me he retirado y como tú bien sabes, aún me considero capaz de continuar trabajando. Dicho de otra forma, en otro entorno yo podría continuar dedicado a la docencia, que es lo que más me gusta. Me he convertido en un cronista de la ciencia y por fortuna ocupo el resto de mi tiempo en actividades que me satisfacen.  Te propongo hacer un esfuerzo para tomarnos las cosas con más calma. Hay suficientes motivos para que nos sintamos felices.

Yo diría que de momento, lo que podemos hacer es continuar con el proyecto de Costa Rica. Si logramos valorar como está el país permaneciendo unos meses allí, quien quita que encontremos alguna manera de iniciar una nueva etapa con perspectivas más halagüeñas. Tenemos noticias de que es un sitio estable, pacífico y sin ejército, que ha invertido mucho en educación, en sanidad, que cuenta con parajes naturales bien conservados que resultan particularmente atractivos. Además el costo de la vida no es tan elevado.

—Estás en lo cierto comentó Magali entusiasmada. Me he encontrado con conocidos que tienen allí amigos o familiares que están encantados. Hay una colonia de venezolanos bastante numerosa y algunos se han desplazado con la intención de llevar adelante inversiones en ese país. Desde luego un buen augurio……..

—Sin duda podría ser una buena salida— interrumpió Juanjo con aire convencido. Quizás pueda encontrarse una oportunidad para desarrollar alguna actividad de interés. Por otra parte si se confirman los contactos con empresarios venezolanos que ya están trasladados, bien vale un viaje exploratorio.

corteza-amarilla-escazu-san-jose-costa-rica

Corteza Amarilla / Escazú /San José / Costa Rica

 

Para finalizar:

Estoy entre aquellos que creen que lo importante en esta vida, no es tanto como la has vivido, sino como recuerdas haberla vivido. En esa reflexión he encontrado la justificación de mi afición por relatar lo acontecido en las diversas etapas mi existencia.

Acerca de Dr. Pedro J. Grases

Médico Patólogo con más de 50 años de experiencia. Formado en los EE.UU. (Michigan y Armed Forces Institute of Pathology), dedicado a la docencia, a escribir e investigar. Ha trabajado en diversas universidades de Europa (en Friburgo y en Oxford) y en los EE.UU. (U.de California del Sur). A partir de 1990 estuvo al frente del Servicio de Anatomía Patológica de USP Institut Universitari Dexeus en Barcelona. Retirado a partir de 2007, se dedica ahora a escribir, a dar conferencias en su condición de cronista de la Ciencia y a cultivar con más esmero su afición por la fotografía.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA