Home | Reportajes y entrevistas | Entrevistas | ¿Qué se entiende por flora bacteriana?

¿Qué se entiende por flora bacteriana?

Compartimos una entrevista a Margarida Mas, médico especialista en comunicación científica en el ámbito de la salud, quien aborda qué papel juega la microbiota intestinal en la salud y explica cómo mantenerla en buenas condiciones

floLa flora bacteriana, o microbiota intestinal, es el conjunto de microorganismos que habitan el intestino. La componen más de 100 billones, de las que la mayoría son bacterias. Los últimos avances científicos han demostrado que hay una relación directa entre el equilibrio de la flora e inmunidad, y se la considera, desde hace poco, como un nuevo órgano.

Compartimos una entrevista que le hizo el medio de comunicación español, Eroski Consumer a Margarida Mas, médico especialista en comunicación científica en el ámbito de la salud, quien aborda qué papel juega la microbiota intestinal en la salud y explica cómo mantenerla en buenas condiciones. -Estas cuestiones las ha recogido en su libro ‘Las Maravillas de la flora’, la obra de divulgación más completa sobre este tema y en la que ha contado con la colaboración de la modelo española Judit Mascó y la nutricionista Alicia Costa-.

P: ¿Qué se entiende por flora bacteriana?

R: Se denomina flora, aunque la deberíamos llamar microbiota, a todo el conjunto de microorganismos que viven en nuestro cuerpo, con los que establecemos una relación de ayuda mutua y que, en condiciones de equilibrio, no producen ninguna infección. Son billones de ellos y nos referirnos a los microorganismos de la boca, la nariz, la piel, la vagina o el propio intestino que es donde se encuentran la mayoría. De hecho, somos el resultado de la interacción entre todos nuestros genes y los genes de nuestras bacterias, que nos aportan funciones que solos no podemos hacer.

P: ¿Cuáles son sus funciones?

R: A la microbiota se le atribuye, de manera clara, tres funciones fundamentales: de protección o inmunitarias, metabólicas o nutritivas y tróficas. Todas son claves para el correcto desarrollo de algunos órganos.

P: ¿Por qué su papel es fundamental para construir las defensas del organismo?

R: El sistema digestivo actúa de trinchera para la inmunidad de cada uno y la flora intestinal le hace de entrenador permanente. El continuo contacto con los microorganismos es lo que facilita el desarrollo de un sistema inmunitario competente. La constante interacción entre la flora intestinal, la mucosa del intestino y las células de defensa va conformando la inmunidad de uno, construye la memoria inmunitaria de la cual dependen las respuestas de tolerancia y ayuda al sistema inmunitario a discernir entre aquellos estímulos que pueden hacernos daño y aquellos contra los que el organismo no debe reaccionar.

P: ¿Por qué es importante que la flora esté en equilibrio? ¿Qué causa su desequilibrio?

R: El equilibrio entre las diferentes especies de microorganismos que componen la microbiota es lo que determina su salud. Si la flora intestinal realiza importantes funciones es lógico pensar que es necesario que esté sana. Y la clave radica en el equilibrio entre las diferentes especies que la componen, ya que de ello dependerá el buen funcionamiento de todo el ecosistema. Para que haya un buen equilibrio y no dominen unas especies por encima de otras, es muy importante la diversidad, pues una flora más variada y con gran cantidad de especies diferentes será más equilibrada y más saludable.

P: Hay investigaciones que relacionan el desequilibrio de la flora con el desarrollo de enfermedades tan distintas, en principio, como diabetes, asma, obesidad y alergias. ¿Cuál es el motivo?

R: En efecto, desde hace años los especialistas alertan de un incremento de las alergias, las enfermedades como el asma, la intolerancia al gluten o gran cantidad de patologías con un potente componente autoinmune como la diabetes, la enfermedad de Crohn, la esclerosis múltiple y un largo etcétera, sobre todo en las sociedades más industrializadas y más desarrolladas y, curiosamente, menos habituales en los países en desarrollo. Una de las causas más aceptadas es la teoría de la higiene que, de forma simplificada, explica que se ha apostado tanto por la higiene y la desinfección que se han eliminado los microorganismos del entorno.

P: ¿Qué alimentos son imprescindibles para cuidar la flora intestinal?

R: No hay un único alimento, sino todo lo contrario. Los expertos coinciden en que lo importante es hacer una dieta equilibrada pero muy variada, para poder aportar a la flora intestinal la mayor variedad de fibras posibles. Hay que incorporar gran cantidad de alimentos diferentes y los prebióticos (microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades adecuadas, pueden aportar beneficios para la salud de quien los consume) y probióticos (son compuestos que el organismo no puede digerir pero que tienen un efecto fisiológico en el intestino al estimular el crecimiento y la actividad de bacterias), son especialmente útiles. Incluir en la dieta alimentos prebióticos que contengan inulina, como la alcachofa o las endivias, entre otros, o los yogures o leches fermentadas con bifidobacterias puede ser muy ventajoso para la flora intestinal.

P: ¿Cuáles son los tratamientos para mantener o reestablecer la flora bacteriana que se están investigando?

R: Se están manejando algunas opciones terapéuticas asociadas a conseguir mejorar la composición y diversidad de las poblaciones de bacterias del intestino, aunque son primeras aproximaciones que necesitarán mucho recorrido todavía. Debemos pensar que, aunque hace muchos años que se conoce la existencia de esta microbiota intestinal, ha sido durante el último lustro, con la incorporación de tecnologías de secuenciación masiva de genes, cuando se han obtenido los conocimientos que se tienen hoy y que aumentan cada semana.

P: ¿Hay algún mensaje final que quiera remarcar?

R: Es importante tener muy presente a la flora intestinal y ayudarla. Hay que concienciarse de que es un órgano más del organismo. Para hacernos una idea: tenemos 10 veces más microorganismos que células, albergamos a 100 billones de microorganismos y la mayoría viven en el intestino. Juntos pesan casi un kilo y suman una capacidad metabólica tan potente que actúa como un órgano más, desempeñando funciones muy importantes para el organismo.

Bitácora Médica

Para lectura completa de la entrevista pulse aquí

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA