Home | Banners | Banner Agenda Médica | La Biblioteca de Alejandría

La Biblioteca de Alejandría

Para los amantes de la bibliografía, una de las grandes maravillas de la antigüedad es la ciudad egipcia de Alejandría, fundada en el delta del rio Nilo, por el conquistador y caudillo griego Alejandro Magno en el año 322 a.EC.  Allí el rey Ptolomeo 1° fundó la biblioteca más grande e importante del mundo, en su época, que hoy después de 1.700 años guarda más de 9 millones de manuscritos y libros.

La ciudad de Alejandría, con su inmensa biblioteca nació de un sueño, cuando Alejandro Magno entró triunfante en Egipto, después de vencer al Rey persa Darío III.  Su biógrafo, el escritor griego Plutarco relata que Alejandro tuvo un sueño donde se le apareció un anciano de largos cabellos blancos, quien le inspiró reiteradamente la fundación de la ciudad que lleva su nombre, en la isla de Faros,  el gran puerto de Egipto, donde se halla la fabulosa biblioteca y el legendario Faro que es una de las siete maravillas del mundo antiguo, en cuya cúspide se mantenía el fuego permanente para guiar a los navegantes.

La Biblioteca de Alejandría, alcanzó a albergar en sus inicios cerca de dos millones de volúmenes que datan de la época de su fundador Ptolomeo I, quien aportó 200.000 volúmenes, más otros 400.000 aportados por su sucesor Ptolomeo II. Posteriormente en el año 48 a.EC el emperador romano Julio Cesar llevó 700.000 volúmenes, además de otros 200.000 obsequiados por el político y militar romano Marco Antonio, a la Reina Cleopatra, con quien contrajo matrimonio

Allí en la biblioteca y en el regio museo de mármol anexo, solían reunirse eminentes sabios como Arquímedes, el más notable científico y matemático de la antigüedad, Euclides quien desarrolló la Geometría e Hiparco de Nicea, que explicó la trigonometría y defendió la noción geocéntrica de la tierra, antes que Copérnico.

Esta inapreciable joya del saber, cuyos orígenes son escasos por falta de testimonios fehacientes fue destruida y reconstruida varias veces, por diversos conflictos políticos y como consecuencia de los 23 devastadores terremotos acaecidos allí. Hoy 17 siglos después, Alejandría es una moderna metrópolis de 4.5 millones de habitantes. Su mundialmente famosa biblioteca, reconstruida y financiada por Unesco, ocupa un área de 85.000 mts.2. donde se guardan 9 millones de libros, incluyendo 100.000 manuscritos antiguos y 10.000 libros raros, siendo además, centro de conferencias y Museo de Ciencias Planetarias.

La biblioteca del museo constaba de 10 estancias dedicadas a la investigación, donde trabajaban más de 100 poetas y filósofos que  se ocupaban de su mantenimiento; un verdadero templo dedicado al saber. En el 2004, los arqueólogos descubrieron 13 salas de conferencias.  Se descubrió que habrían podido albergar hasta 5.000 alumnos. La Biblioteca de Alejandría se consideró la depositaria de todos los libros del mudo antiguo, siendo el valor de sus copias, de un costo incalculable. El historiador romano Tito Livio, autor de “Las Decadas” compuesta por 142 libros, expresaba que era uno de los edificios más imponentes que había visto. El más grave incendio. Provocado, al parecer por Julio César, ocurrió hacia el año 48 a.C. Después de su muerte y el ascenso de Augusto, Cleopatra VII junto con Marco Antonio, se refugió en la ciudad de Tarso (cuna del apóstol San Pablo) en Turquía.

Alejandría y su espléndida biblioteca, constituyen una enriquecedora lectura para este fin de semana electorera.

Fuente: Raúl Sanz Machado

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA