Home | Bitácora del día | Disfunciones sexuales: entre el silencio y el temor a preguntar

Disfunciones sexuales: entre el silencio y el temor a preguntar

Se especula mucho sobre el origen de las disfunciones sexuales (DS). Un falso dilema entre lo orgánico y psicológico que ha causado muchas discusiones académicas, cuando en la práctica diaria vemos la concurrencia de ambos factores | Por: Rubén Hernández, sexólogo

DSLas disfunciones sexuales (DS) han cautivado la atención de la sexología científica y de muchas disciplinas médicas vinculadas con la sexualidad.

Desde Masters y Johnson (en los años 70) hasta ahora, se señala que una persona disfuncional en el área sexual suele ser irritable, improductiva, temerosa, ansiosa, infeliz consecuencia directa de la insatisfacción sexual. Generalmente, estas manifestaciones se trasmiten a la pareja, la familia y al entorno social.

Recientemente estudios revelan que las cifras de personas con disfunción sexual son cercanas al 50%  en el mundo. Recordemos que a la mayoría le cuesta hablar sobre su sexualidad, la consideran algo íntimo, y si el médico no pregunta solo ocasionalmente el paciente iniciará una conversación franca sobre el tema.

Esta situación es mucho más marcada en el ámbito de la mujer, condicionada socio-culturalmente a tratar de parecer tímida y  callada. En el campo profesional se ha producido una liberación que compensa tantos años de frustraciones.

A pesar de la gran cantidad de publicaciones y programas de TV sobre sexualidad, aun existe mucha gente que padece en silencio una disfunción sexual, que paradójicamente hoy puede ser diagnosticada y tratada eficazmente.

DS: ¿orgánico y psicológico?

Se especula mucho sobre la causalidad o etiología de las DS. Un falso dilema entre lo orgánico y psicológico que ha causado muchas discusiones académicas, cuando en la práctica diaria vemos la concurrencia de ambos factores, difíciles de medir exactamente.

Lo importante está en hacer una evaluación completa, que parte de una historia exhaustiva, que generalmente descubre hechos traumáticos o episodios determinantes en la estructuración de la personalidad.

Realizar pruebas de laboratorio, exámenes especializados, consultas con otros especialistas, y sobre todo corregir desde el inicio errores de concepto son un buen comienzo para el abordaje de esta problemática.

Cambio de hábitos y psicoterapia

Cambios en el estilo de vida representan un reto: la dieta, el ejercicio, la relajación, el escape de la rutina, dejar de fumar, controlar el alcohol, y sobre todo incrementar el trabajo comunitario y las relaciones interpersonales, son herramientas básicas en el adecuado manejo de las DS.

De allí, pasamos a las psicoterapias, técnicas que permiten a través de la palabra y la comunicación, ayudar a un paciente a hacer lo que no puede realizar por sí solo. Y afortunadamente hoy contamos con buenos recursos neuropsico-farmacológicos.

Es necesario incluir a muchos pacientes que aún tienen miedo a consultar y especialmente a la mujer, quien sufre también en silencio muchos de estos problemas que a veces tienen una solución fácil si se les aborda con seriedad y experiencia.

———————————–

Contenido relacionado

La vida sexual

Educación sexual

Acerca de Rubén Hernández

Psiquiatra y Sexólogo, ha sido presidente de la Worl Association for Sexual Health, de la Sociedad Venezolana de Sexología Médica, de la Academia Internacional de Sexología Médica y de la Federación Latinoamericana de Sociedades de Sexología y Educación Sexual (FLASSES). Fundador de la Sección Psiquiatría y Sexualidad de la Asociación Mundial de Psiquiatría. Profesor de Psiquiatría Forense UCV. Vice Presidente Tribunal Disciplinario de la Federación Médica Venezolana.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA