Home | Especialidades médicas | Infección micótica imita al cáncer

Infección micótica imita al cáncer

Científicos de Mayo Clinic  indican que una infección micótica en el tracto gastrointestinal imita al cáncer y a la enfermedad inflamatoria del intestino y parece surgir en la zona suroeste de Estados Unidos y otras regiones desérticas

El hongo invasivo, el Basidiobolus ranarum, normalmente se encuentra en la tierra, en la materia orgánica en descomposición y en el tracto gastrointestinal de los peces, reptiles, anfibios y murciélagos.

Los científicos estudiaron 44 casos de basidiobolomicosis gastrointestinal en seres humanos alrededor del mundo, entre ellos, 17 en Arizona, uno en la zona sur del estado de Utah, y otro en un sitio diferente de Estados Unidos. Ocho de los 44 pacientes fallecieron. La revisión de los casos realizada por Mayo Clinic se publica en la versión electrónica de la revista Clinical Infectious Diseases (Enfermedades clínicamente infecciosas).

La basidiobolomicosis normalmente es una infección subcutánea que ocurre en las zonas tropicales y subtropicales del mundo y que se desarrolla a consecuencia de la inoculación del hongo por algún traumatismo sufrido en la piel, por lo que se considera raro el surgimiento de esta participación gastrointestinal del Basidiobolus en estas zonas áridas.

El autor principal del estudio, Dr. H.R. Vikram, médico de enfermedades infecciosas en mayo Clinic explica que “El modo de adquisición exacto de esta infección gastrointestinal es incierto, aunque la hipótesis principal es el consumo de alimentos contaminados o tierra”.

“La infección todavía se considera rara y nadie ha logrado describirla completamente”, añade

El especialista de Mayo Clinic dice que es necesario estudiar el asunto más para determinar cómo se contrae esta infección, qué enfermedades subyacentes podrían predisponer a los pacientes a la misma, y la mejor manera de tratarla.

En 1986 se informó en Estados Unidos sobre el primer caso de una infección gastrointestinal por el Basidiobolus. Posteriormente, el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades CDC investigó seis casos más en Arizona, entre 1994 y 1999. Aquello fue lo que despertó el interés de los científicos de Mayo Clinic de Arizona por estudiar esta infección.

“La participación de los doctores Jerry Smilack, Jonathan Leighton y Thomas Colby fue fundamental para identificar y describir los primeros casos de basidiobolomicosis en Arizona, y estos médicos contribuyeron enormemente al conocimiento actual sobre esta infección”, comenta el Dr. Vikram.

Los pacientes que padecen esta rara infección micótica presentan síntomas no específicos, tales como dolor abdominal o un tumor palpable al examen. Antes de que se estableciera el diagnóstico definitivo de una infección micótica, en la mayoría de pacientes primero se creyó que se trataba de un cáncer abdominal, de una enfermedad inflamatoria del intestino o de diverticulitis. La extirpación quirúrgica de la zona involucrada y un tratamiento antimicótico prolongado surtió efecto para tratar a la mayoría de los pacientes.

Fuente: Mayo Clinic, publicado el 1 de abril de 2012

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA