Home | Boletines ANM | Infección asociada con atención sanitaria hospitalaria y transfusión de concentrado de hematíes

Infección asociada con atención sanitaria hospitalaria y transfusión de concentrado de hematíes

Arturo Marti-Carvajal

Código: 2014-6-66-II-132

Rohde JM, Dimcheff DE, Blumberg N, Saint S, Langa KM, Kuhn L, et al. Health care-associated infection after red blood cell transfusion: a systematic review and meta-analysis. JAMA. 2014;311(13):1317-26.

Importancia

En gran medida, se desconoce, la asociación entre las estrategias de transfusión de concentrados de hematíes y la infección relacionada con la atención sanitaria hospitalaria.

Objetivo

Evaluar si los umbrales de transfusión de concentrado de hematíes están asociados con el riesgo de infección y si el riesgo es independiente de la leucodepleción.

Fuente de los datos

MEDLINE, EMBASE, Web of Science Core Collection, Cochrane Central Register of Controlled Trials, Cochrane Database of Sytematic Reviews, ClinicalTrials.gov, International Clinical Trials Registry, and the International Standard Randomized Controlled Trial Number register.

Fecha de búsqueda: 22 de enero de 2014.

Selección de los estudios

Ensayos clínicos aleatorizados comparando estrategias transfusionales restrictiva con liberal de de concentrados de hematíes.

Extracción de datos y síntesis

Se detectaron 21 ensayos clínicos aleatorizados, 8735 partcipantes, que cumplieron los criterios de inclusión. De ellos, 18 estudios (n = 7593 participantes) tenían suficiente información para ser combinados. Se utilizó el modelo de efectos aleatorios de DerSimonian-Laird para reportar la combinación de riesgos relatives. El riesgo absoluto de infección fue calculado con el the profile likelihood random-effects method.

Principales desenlaces

Incidencia de infección associada con los cuidados de salud tales como neumonía, mediatinitis, infección de la herida quirúrgica, y sepsis.

Resultados

El meta-análisis de las infecciones graves fue 11,8% (IC 95% 7,0% a 16.7%) en el grupo restrictivo comparado con el 16,9% (IC 95% 8,9% a 25,4%) en el grupo liberal. El riesgo relativo (RR) para la asociación entre estrategias transfusionales e infección grave fue 0,82 (IC 95% 0,72 a 0,95; I2 = 0%). El número necesario de pacientes (NNT) a tratar con la estrategia restrictiva para prevenir infección grave fue 38 (IC 95% CI 24 a 122). El riesgo de infección permaneció reducido con la estrategia restrictiva, inclusive con leucodepleción (RR 0,80 [IC 95% 0,67 a 0,95]).

En los estudios con un umbral restrictivo de Hb <7,0 g/dL, el RR fue 0,82 (IC 95% 0,70 a 0,97) con un NNT de 20 (IC 95% 12 a 133). La estratificación por tipo de paciente, el RR fue 0,70 (IC 95% 0,54 a 0,91) en pacientes sometidos a cirugía ortopédica, y 0,51 (IC 95% 0,28 a 0,95) en pacientes con sepsis. No hubo diferencia significativa en la incidencia de infección por umbral de Hb en los pacientes con cardiopatía, en UCI, con hemorragia digestiva superior aguda y en recién nacidos con bajo peso al nacer.

Conclusiones y relevancia

Entre los pacientes hospitalizados, la estrategia transfusional restrictiva tranfusional se asocia con un riesgo reducido de infección asociado con cuidados de la salud en comparación con la estrategia liberal. La primera estrategia puede tener el potencial de una incidencia más baja de infección asociada con cuidados de la salud.

Comentario:

1. Número necesario de pacientes a tratar (NNT): es el número de pacientes que deben ser tratados con la intervención experimental para prevenir que 1 paciente no desarrolle un desenlace negativo o que 1 paciente desarrolle 1 evento positivo. En este caso, para evitar una infección (desenlace negativo) en paciente transfundido. Mientras menor es el número necesario, el beneficio clínico es mayor. Esta medida es el inverso del riesgo absoluto (1/RA o 100/RA, dependiendo si se utiliza proporción o porcentaje). Además, esta medida de beneficio clínico es superior e intuitiva que el valor de P, que es una medida de significación estadística, que no necesariamente indica beneficio clínico.

2. El NNT para cualquier tipo de infección fue 62 (IC 95% 33 a 518), lo que significa que por cada 62 pacientes tratados con la intervención se previene la infección en 1 paciente; pero, el verdadero valor se encuentra, con una confianza del 95%, entre 33 y 518 pacientes tratados con la infección. Otra manera de leerlo sería que con un error del 5%, el verdadero NNT se encuentra entre 33 y 518 pacientes. Lo cual significa que la incertidumbre es importante, dado que no hay precisión.

3. Desafortunadamente los autores de la revisión no suministran la calidad de los estudios, expresada en los riesgos de sesgo, de los estudios individuales. Esto se encuentra en el suplemento del estudio, quién lo desee, le puedo facilitar una copia.

4. No hubo análisis de subgrupo comparando ensayos con bajo riesgo y ensayos con alto riesgo de sesgo.

5. Para tener mayor visión y perspectiva para una apropiada aplicación clínica de esta revisión, se anexa la evaluación de la misma y el grado de recomendación, según el AMSTAR y GRADE, respectivamente.

Correo electrónico: Arturo Martí-Carvajal: [email protected]

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA