Home | Especialidades médicas | Identifican nuevas opciones terapéuticas para detener al virus del dengue

Identifican nuevas opciones terapéuticas para detener al virus del dengue

Dos nuevas investigaciones abren el camino para el diseño de nuevas estrategias antivirales para el dengue

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dengue –transmitido por el mosquito Aedes aegipty- es una enfermedad que afecta globalmente a entre 50 y 100 millones personas por año y produce unas 22 mil muertes.

Dos recientes trabajos del laboratorio de Virología Molecular del Instituto Leloir de Argentina proporcionan nuevas herramientas y conocimientos sobre la biología del virus del dengue.

Andrea Gamarnik, miembro del grupo de investigación, indicó que los resultados que se obtuvieron abren caminos para el diseño de nuevos antivirales.  Si se conoce cómo funciona el virus del dengue se puede planear estrategias para controlar la infección.

Los estudios –publicados en Journal of Virology – abordaron dos aspectos fundamentales sobre la dinámica de ese virus. Se identificaron mecanismos que son clave para que el virus pueda multiplicarse en la célula infectada.

Gamarnik y sus colegas se centraron en estudiar el mecanismo de “encapsidación”, que es el proceso por el cual el material genético del virus (ARN) se protege por medio de una cubierta o “cápside” para luego poder  infectar otras células y diseminarse.

Gamarnik  explicó que mediante el empleo de nuevas técnicas biomoleculares descubrieron que la proteína de cápside del virus del dengue tiene una región que es necesaria para infectar células humanas pero que no hace falta para invadir células de mosquito.

La investigadora señaló que el hallazgo es muy novedoso y potencialmente útil dado que abre la puerta para el desarrollo de estrategias antivirales novedosas.

En el segundo estudio, los científicos del Leloir identificaron una nueva actividad enzimática en una proteína viral del dengue, NS3. Esta proteína se encarga de controlar la conformación y el plegado del genoma viral, que se enrosca como si fuera una hebra de hilo formando un ovillo.

Gamarnik explicó que la proteína NS3 es la encargada de desenroscar esa estructura para que  el genoma viral pueda cumplir su función y asegurar la infección viral. Lo nuevo que se encontró es que esa proteína también puede cumplir la función de enroscar a las moléculas de ARN viral, es decir, realiza el proceso inverso al conocido. En este caso, también, NS3 podría convertirse en un nuevo blanco terapéutico para fármacos.

Aunque estos desarrollos demandarán varios años, el anuncio es oportuno. La OMS difundió  un informe en el que adviertió que el dengue es la única enfermedad tropical desatendida que se ha expandido en la última década y su incidencia se multiplicó por 30 en los últimos 50 años.

Bitácora Médica

[Fuente: Agencia Cyta]

Trabajo original en Journal of Virology  (en inglés): http://jvi.asm.org/content/86/2/1046.full?sid=4b214b25-02f2-47a6-8355-4549eb2cfa13

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA