Home | Especialidades médicas | Endocrinología y Nutrición | ¿Es común el hipotiroidismo en el embarazo?

Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología

¿Es común el hipotiroidismo en el embarazo?

Entre el 5-9% de las pacientes desarrolla enfermedad tiroidea posparto. El hipotiroidismo clínico ha sido asociado con complicaciones gestacionales como partos pretérmino

Las alteraciones en la función tiroidea son más frecuentes en la mujer; algunos consideran una relación 10:1 respecto de los hombres.

Dentro de ellas, el hipotiroidismo se presenta con una frecuencia del 0,5-2,5% de todos los embarazos, mientras que el hipotiroidismo subclínico tiene una prevalencia del 2-5% en las mujeres embarazadas.

Entre el 5-9% de las pacientes desarrolla enfermedad tiroidea posparto. El hipotiroidismo clínico ha sido asociado con complicaciones gestacionales como partos pretérmino, bajo peso al nacer, abruptio placentae, hipertensión y muerte fetal.

Las hormonas tiroideas maternas desempeñan un rol crucial en el desarrollo del sistema nervioso central del feto, particularmente durante el primer trimestre, debido a la imposibilidad de la tiroides fetal de secretar iodotironinas antes de la semana 10 de gestación.

Hoy en día se acepta que, aun la hipotiroxinemia materna discreta en edades gestacionales tempranas, puede llegar a comprometer el desarrollo psiconeurológico fetal.

En la actualidad se recomienda una ingesta diaria de 200 µg de iodo, aunque ciertas poblaciones no logran alcanzar este valor.

Como la tiroxina materna es crucial para la maduración del sistema nervioso fetal, en especial durante el primer trimestre, incluso una discreta deficiencia en la ingesta de iodo podría llegar a ser deletérea.

Por lo tanto, el objetivo del presente trabajo es revisar algunos aspectos de la fisiología tiroidea y del hipotiroidismo durante la gestación, como así también su tratamiento y pronóstico con la finalidad de facilitar su manejo en el embarazo por el médico general y el especialista.

Modificaciones fisiológicas en el embarazo

Durante el embarazo se producen cambios bien definidos en la fisiología tiroidea. Uno de esos cambios es el incremento en los niveles de globulina transportadora de tiroxina (TBG) paralelo al aumento en las concentraciones de estradiol. Esto da como resultado un incremento significativo en el pool de tiroxina total (T4 total), particularmente durante el primer trimestre.

A su vez, la homología estructural entre la gonadotrofina coriónica (hCG) y la tirotrofina (TSH) produce un estímulo sobre sus receptores tiroideos ocasionando estimulación glandular, lo que lleva a un discreto aumento de latiroxina libre (T4L) y una reducción en los niveles de TSH entre la semana 9 y 12 de gestación.

En aproximadamente el 2% de todos los embarazos, la elevación de la T4L alcanza valores superiores a los normales, que cuando se prolongan, pueden provocar un hipertiroidismo gestacional transitorio, con síntomas y signos más o menos pronunciados de tirotoxicosis. Esta condición se asocia con frecuencia a hiperemesis gravídica.

_____________

[Autores] Macchia, Carla Lorena (Ginecoobstetra. Especialista en Endocrinología Ginecológica y Reproductiva. Docente de Ginecología de la Universidad del Magdalena); Sánchez-Flórez, Javier Augusto (Ginecoobstetra. Especialista en Endocrinología Ginecológica y Reproductiva Saludcoop IPS. Santa Marta, Colombia).

Fragmentos extraídos de Revista Colombiana de Obstetricia y Ginecología. Texto original y referencias bibliográficas: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=195214323009

______________

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA