Home | Especialidades médicas | Otros | Infectología | Hepatitis C: virus con subdiagnóstico elevado

Hepatitis C: virus con subdiagnóstico elevado

Los tests para detectar la hepatitis C son muy importantes para un diagnóstico temprano: los síntomas de la hepatitis C crónica pueden tardar 30 años en presentarse, y para entonces -por lo general- son causados por una enfermedad hepática avanzada

hepaLa hepatitis C es causada por un virus que se disemina a través de los fluidos del cuerpo y termina afectando al hígado. A diferencia de otras formas de hepatitis, para la C no hay vacuna y los únicos tratamientos son a base de poderosas combinaciones de fármacos llamados inhibidores de proteasa e interferones.

Se estima que sólo en América Latina hay entre 7 y 9 millones de adultos infectados con el virus de la Hepatitis C. Además, cerca del 80 por ciento de los pacientes infectados no experimentan ningún síntoma. Por este motivo en toda Latinoamérica, el subdiagnóstico es muy elevado, lo que puede derivar en complicaciones hepáticas serias como cirrosis (cicatrización y funcionamiento deficiente del hígado) y hepatocarcinoma (cáncer hepático).

El virus de la hepatitis C se transmite por vía sanguínea:

  • al consumir drogas inyectables, mediante el uso compartido de material de inyección
  • en entornos sanitarios, debido a la reutilización o la esterilización inadecuada de equipo médico, especialmente jeringas y agujas
  • se puede transmitir también por vía sexual y puede pasar de una madre infectada, a su niño; sin embargo, estas formas de transmisión son menos comunes
  • La hepatitis C no se transmite a través de la leche materna, los alimentos o el agua, ni por contacto ocasional, por ejemplo, abrazos, besos y comidas o bebidas compartidas con una persona infectada

Sus síntomas

Los tests para detectar la Hepatitis C son muy importantes para un diagnóstico temprano: los síntomas de la hepatitis C crónica pueden tardar 30 años en presentarse, y para entonces, por lo general, son causados por una enfermedad hepática avanzada.

El período de incubación de la Hepatitis C puede variar de dos semanas a seis meses. Tras la infección inicial, aproximadamente un 80% de las personas no presentan ningún síntoma. Los pacientes con sintomatología aguda pueden presentar fiebre, cansancio, inapetencia, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orinas oscuras, heces claras, dolores articulares e ictericia (coloración amarillenta de la piel y los ojos).

Bajar el riesgo 

La prevención de la Hepatitis C consiste en reducir el riesgo de exposición al virus en entornos de atención sanitaria, en los grupos de población de alto riesgo, por ejemplo, las personas que consumen drogas inyectables; y en los contactos sexuales.

A continuación se enumeran algunos ejemplos de intervenciones de prevención primaria recomendadas por la OMS:

  • higiene de las manos: incluida la preparación de las manos para cirugías, el lavado de las manos y el uso de guantes
  • manipulación y eliminación segura de objetos afilados y desechos
  • limpieza segura del equipo
  • análisis de la sangre donada

———————————————

EN NÚMEROS

  • En el mundo hay entre 130 y 150 millones de personas infectadas con el virus de la Hepatitis C y sólo el 10% sabe que tiene la enfermedad
  • Entre 300.000 y 500.000 personas mueren anualmente por enfermedades hepáticas relacionadas con la Hepatitis C
  • La Hepatitis C evoluciona a hepatitis crónica en más del 70% de los casos
  • Un 20% deriva en cirrosis y cáncer hepático luego de 20-30 años

——————————————–

La Hepatitis C es una enfermedad del hígado causada por el virus del mismo nombre; ese virus puede causar una infección, tanto aguda como crónica, cuya gravedad varía entre una dolencia leve que dura algunas semanas o una enfermedad grave de por vida [OMS]”

BITÁCORA MÉDICA 

[Fuente: Organización Mundial de la Salud (OMS) | Asociación Española de Enfermos de Hepatitis C]

 

Acerca de BM

Blog de contenidos multimedia de comunicación médica y de salud.
Venezuela Colombia USA