Home | Bitácora del día | Guías de manejo clínico confiables y prácticas

Guías de manejo clínico confiables y prácticas

El tema de las guías de manejo clínico ha resurgido con vigor en los últimos meses, a nivel internacional y en nuestro país. En publicaciones anteriores hemos analizado algunos aspectos profundamente controversiales atinentes a la validez de las guías y a la inconveniencia que representa la enorme inversión que implican unas guías cuya madurez y aceptación está muy lejos de alcanzarse.

Uno de los problemas más graves, que hemos incluido en nuestras deliberaciones, es el de los conflictos de interés que, por obvias razones, gravitan sobre las guías de manejo clínico, en los aspectos diagnósticos y terapéuticos sobre los cuales se centran decisiones de índole económica incluidas en las guías.

Es muy difícil encontrar, aun buscándolos con la linterna de Diógenes, expertos y otros participantes que no tengan intereses personales en terciar en uno u otro sentido, cuando se necesita absoluta imparcialidad o neutralidad.

Sin embargo, sin pretender ser ni peyorativos ni chauvinistas, creemos que es arrogante, por decir lo menos, asumir que en países como Colombia tengamos la capacidad para desarrollar las 1000 guías estimadas como necesarias para cubrir de manera medianamente adecuada las necesidades del diario trajinar clínico.

Suponiendo que tuviésemos los expertos neutrales y que las guías son útiles, el tema central es si tenemos o se justifica asignar los enormes recursos económicos asociados al desarrollo de 500 o 1000 guías y de mantenerlas actualizadas.

En un número reciente de Annals of Internal Medicine funcionarios de NICE analizan los requerimientos de producción de las guías. El proceso de elaboración de una guía toma 3 años a un costo en la experiencia colombiana de 700 a 1000 millones de pesos cada guía.

Quienes han propiciado el programa actual de guías de manejo clínico (Ministerio de Protección Social/COLCIENCIAS) han tenido en cuenta la inversión perdida de las guías hechas en nuestro país en la dos décadas pasadas, que nunca se actualizaron y que son obsoletas en la actualidad?

Han pensado cuánto costaría en los próximos años elaborar 500 o 1000 guías y mantenerlas actualizadas cada dos años como mínimo?

Al déficit de la salud deben agregarle un par de billones de pesos (millón de millones) en los próximos años para cubrir medianamente el programa iniciado. Todo ello en un país donde la inmensa mayoría de los centros de atención médica de todos los niveles no cuenta con recursos educativos de ninguna clase y donde por ende la educación médica continua y la capacitación permanente son inexistentes. ¿Y entretanto se producen las guías qué harán los profesionales y cómo se educará la comunidad?

En el mundo hay actualmente 7000 guías de manejo clínico provenientes de 39 países y uno de los problemas más graves es que no hay manera de saber quién tiene la verdad revelada porque los conflictos entre las diferentes guías nacionales, continentales o internacionales son evidentes.

Como si fuera poco las entidades médicas más relevantes, como el Institute of Medicine de Estados Unidos y el National Institute of Clinical Excellence de Inglaterra, apenas están acordando qué debe ser una buena guía y cómo debe elaborarse (Ver JAMA de Mayo 11,2011 y Annals of Internal Medicine de Junio 7, 2011).

NICE lleva cerca de 700 guías a un costo millonario en libras esterlinas y nosotros, en un país pobre y de recursos limitados, pretendemos desarrollar guías que compitan en calidad y en cantidad en el ámbito mundial.

No sería más lógico comenzar por la base y establecer primero programas amplios, integrales y virtuales de educación médica continua para todos los profesionales de la medicina y de la salud y para la comunidad y adaptar (no desarrollar) las mejores guías existentes a nuestro medio y sobre todo a nuestra economía?.

Las guías publicadas, como toda la literatura médica, son accesibles a través de Internet y pueden ser utilizadas para preparar contenidos editoriales asequibles, adaptados a las necesidades de nuestra gente y a un costo relativo mínimo.

Par resumir, necesitamos primero educación y a través de educación principios de buen manejo clínico, confiables y prácticos.

Fuente

  • www.iladiba.com.co

Acerca de Dr. Jorge Maldonado

Especialista titulado en Medicina Interna, Hematología y Oncología. Presidente Fundador y Editor en Jefe de Publicaciones ILADIBA. Médico summa cum laude Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, Colombia. PhD. Universidad de Minnesota. Estudios de postgrado en la Universidad de Virginia (Patología) y en la Clínica Mayo (Medicina Interna, Hematología). Investigador y profesor titular de medicina de la Clínica Mayo (Mayo Graduate School of Medicine y Mayo Medical School). Profesor Visitante Universidad de París Sur y Visiting Lecturer – Universidad de Harvard. Además es miembro de numerosas sociedades científicas.

Deje su comentario

Venezuela Colombia USA